Aquaman

Las cartas sobre la mesa y los cañones apuntando. Este hombre pez tiene clarísimo su cometido. La película navega entre la apoteosis digital y el ridículo más absoluto. No serán pocos (y sobre todo pocas) los que se sumerjan junto a Jason Momoa, el perfecto Dothraki y el inconmensurable Aquaman. Hace ya un par de películas que DC abandonó el tono triste y lúgubre de sus inicios para darle ligereza y alegría a historias, que como ésta, necesitan una sonrisa de oreja a oreja para llevarlas a cabo.

Leer más