Onward: En Busca De La Magia Perdida

Onward, aún reflejándose en un buen montón de espejos reconocibles, consigue tener no pocos reseñables aciertos propios, pero sobre todo destaca por la gran capacidad que ostenta, con cero vanidad, para traer de vuelta a la sala oscura toda la magia que impregnaba ese tipo de aventura palomitera de función sábado, cuatro de la tarde, que nunca debió salir del lugar donde tanto disfrutamos los que ya pasamos de los cuarenta.

Leer más

El Doble Más Quince: Recuperar la Ilusión De La Partida

El Doble Más Quince es una de esas películas que muchos, pecando de gafapastismos varios, denominamos pequeña, de sentimientos, cuando debería ser al contrario, grande y emocional, ya que siempre será más fácil dar vida a un superhéroe que nadie vio jamás fuera del papel, que a unas personas sencillas impregnadas de conflictos vitales, puede que incluso vecinos de nuestro mismo rellano.

Leer más

Hasta Que La Boda Nos Separe: Es Este El Día

Hasta Que La Boda Nos Separe es una comedia romántica casi, casi, de manual. Ya saben, de las de ver en pareja, esperanzados siempre con que finalmente la sangre no llegue al río, a la par que recordando clásicos de la música ochentera o disfrutando de lo más reciente del romanticismo indie patrio. Lo que por otra parte no tiene nada de malo.

Leer más

Aves De Presa: Sin Plumas, Sin Historia, Sin Recorrido

Aves De Presa… con planteamiento estético más cercano a una mala noche del estilista de Rosalía que a la alucinación fluorescente que pretende ser, infructuosamente, con chascarrillos feministas sin pizca de gracia, o directamente zafios, dar con el alter ego femenino del primer, muy macarra, y bastante feminista si sabemos leer entre líneas, Deadpool.

Leer más