BAD BOYS FOR LIFE: “hasta el fuego”, pero sin Michael Bay.

Diecisiete años después y cerrando una trilogía, que parecer oler al resurgir de una franquicia: tenemos la cuarta entrega a la vuelta de la esquina, Will Smith y Martin Lawrence, una de las parejas de policías más cañera del cine de acción, vuelve a las salas comerciales; en baja forma; sí, pero también más divertidos que nunca. Una vez más, todo arranca en Miami, con una frenética persecución; la cual se transforma en una contrarreloj, para que Marcus Burnett (Martin Lawrence) pueda llegar al nacimiento de su primer nieto. Este será un punto de inflexión en el desarrollo del conflicto principal entre los dos amigos.

Leer más