MONOS: La jungla de la adolescencia

Qué maravilla de trabajo nos presenta Alejandro Landes. Una vez vista Monos cabe concluir que debía haber estado nominada al Oscar. El Oscar este año, más que nunca, ha dado visibilidad al cine minoritario, y lo ha convertido, tal vez en un espejismo de un éxito concreto, en un cine de masas que se disfruta con las salas llenas. Eso merece que le suceda a Monos.

Leer más

FANTASY ISLAND: La isla de tus sueños

Fantasy Island tiene todos los ingredientes para ser una gran película de género fantástico. Un planteamiento magnífico, unos protagonistas que sin ser estrellas cumplen con sus cometidos, que tampoco es que sean muy exigentes, y una historia que a priori, de haber tenido un nudo y un desenlace a la altura del planteamiento, habría desembocado en una película estupenda y muy recomendable.

Leer más

Hasta Que La Boda Nos Separe: Es Este El Día

Hasta Que La Boda Nos Separe es una comedia romántica casi, casi, de manual. Ya saben, de las de ver en pareja, esperanzados siempre con que finalmente la sangre no llegue al río, a la par que recordando clásicos de la música ochentera o disfrutando de lo más reciente del romanticismo indie patrio. Lo que por otra parte no tiene nada de malo.

Leer más

A Hidden Life: Para quienes vivieron fielmente una vida oculta.

Esta reflexión, la de George Eliot, resume a la perfección el alcance, o el mensaje que quiere transmitirnos Terrence Malick con A Hideen life. La recuperación, a la postre, de uno de esos tantos mesías anónimos, que aún sepultado en el ostracismo, consiguió hacer valer su sacrificio, para ayudar a restaurar el orden, la coherencia, y la conciencia de una población devastada por las penumbras de la Segunda Guerra Mundial. Como bien matiza George Eliot: «el bien depende de hechos sin historia, y de héroes que descansan en tumbas no visitadas».
August Diehl (Malditos Bastardos, El joven Karl Marx, o Aliados) es el encargado de interpretar a Franz Jägerstätter: un granjero austriaco, declarado objetor de conciencia, que se negó a jurar la bandera, para evitar ir a la guerra, y así no traicionar sus principios.

Leer más

Aves De Presa: Sin Plumas, Sin Historia, Sin Recorrido

Aves De Presa… con planteamiento estético más cercano a una mala noche del estilista de Rosalía que a la alucinación fluorescente que pretende ser, infructuosamente, con chascarrillos feministas sin pizca de gracia, o directamente zafios, dar con el alter ego femenino del primer, muy macarra, y bastante feminista si sabemos leer entre líneas, Deadpool.

Leer más