CONTAGIO EN ALTA MAR: El octavo pasajero

Tras un día de trabajo, una tripulación disfruta de un merecido banquete. Risas y cháchara confusa de fondo, o como suele decirse, la calma después de la tormenta. Al menos eso creeríamos sino hubiésemos visto a John Hurt en Alien o a un colosal Kraken submarino, más bien monstruo, apresar un navío durante horas para, en un momento dado, soltarlo como si nada. Como dice, Hermione Corfield, la protagonista: “No tiene ningún sentido que un depredador suelte a su presa”.Contagio en alta mar no es la excepción y lo terrorífico se adueña de esta aventura marina que recoge todo lo que se le puede pedir a una película con el sello del Festival de Sitges.

Leer más