NUESTROS MEJORES AÑOS: Luz y oscuridad

Nuestros mejores años es una película de un gran calibre, de esas que cuando terminan admitimos que tienen que hacerlo pero de las que querríamos que no lo hicieran para seguir sabiendo más de sus personajes, para seguir siendo un poco parte de su vida, ya que durante un rato, que se ha pasado en pocos minutos, nosotros hemos sido parte de las suyas.

Leer más