Mientras seamos jóvenes

Una especie de ‘Cuarentaytantos’ hipster de más de 90 minutos con aires de Woody Allen pero sin la frescura de sus primeras neurosis.
Entre las posibles elecciones para ir al Cine, a veces triunfan los directores, otras el reparto y algunas se deciden por el guión; pudiendo ser también por el compendio y su conjunto, y entonces una se lanza sin más. Al ver una película, cuando se desconocen los datos, gana la sorpresa y ocurre la magia.

Leer más