Vive las calles de Madrid como Don Quijote (o Sancho)

Los números imaginarios] no se suben a un escenario: lo inundan. Se empapan y te empapan. Un salto de los límites de lo escénico para conformar una nueva mirada sobre el drama. Pero comencemos por el principio: una caja de madera, una piedra, un casete, varios botecitos de cristal, un walkman. Esa es tu montura. Y está desinfectada.

Leer más