UNA VENTANA AL MAR: La ascensión terrenal

Del gris atardecer bilbaíno al mágico amanecer heleno. El punto de partida de lo que será el resto de tu vida. Eso es lo que siente el personaje de Emma Suárez cuando le diagnostican un cáncer terminal. Una premisa tan despiadada como lapidaria, que sin embargo es tratada con más melosidad y esperanza de la que cabría espera. Cruda, pero esperanzadora, bonita, pero cabrona. Una ventana al mar no es sino la vida misma. Una metáfora que gracias a la mano de su director: Miguel Ángel Jiménez, logra captar los sentimientos, deseos y temores de una pareja a la deriva existencial: cada uno con lo suyo.

Leer más

INVISIBLES: Madurez entre paseos

Temas variados y todos ellos interesantes los que plantea Invisibles, pero lo hace en una película fallida con más hechuras de serie que de cine, lo cual lastra el resultado, que debería ser magnífico y se queda solo en la intención de una buena película que nunca llega a conformarse del todo.

Leer más