SHORTA. EL PESO DE LA LEY: Encrucijada de odio

Shorta. El peso de la ley es tan magnética: su narrativa es frenética y su tensión toda una lección de adrenalina que dos actores, excelentes por muy desconocidos que sean, nos trasladan a la butaca. Porque aquí no son Robert de Niro y Pacino, son dos nombres desconocidos que transmiten la misma fuerza que los anteriores.

Leer más