Exposición TUTANKHAMÓN: La tumba y sus tesoros

Los madrileños estamos de enhorabuena. La exposición de Tutankhamón: La tumba y sus tesoros, ya puede ser visitada en el espacio 5.1 de Ifema, desde la navideña fecha del 23 de noviembre hasta ya fuera de estas fiestas, el 19 de abril del año 2020.

En un recorrido de 2.000 metros cuadrados puede verse una reconstrucción completa de cómo se encontró la tumba del faraón, hace ahora 97 años, cuando Howard Carter dio con el mayor tesoro de la arqueología, en Egipto, en el Valle de los Reyes, una maravilla que ver en directo no se olvida nunca y que en Ifema se reproduce con una exactitud asombrosa.

Porque podemos ver el tesoro tal y como se encontró, en ese cajón mitad entre desastre y ordenado que era y al que se pudo acceder tras una ardua excavación que la exposición también nos explica, tanto en maquetas como con ayuda de la audioguía.

La exposición de Tutankhamón: La tumba y sus tesoros
Vista de la exposición en el desglose de sus piezas

En palabras de la Doctora Esther Pons, egiptóloga y asesora de Tutankhamón: La tumba y sus tesoros, la exposición en España, con la que La Cronosfera tuvo la oportunidad de hablar: tiene unas casi 2.500 piezas a tamaño real, son réplicas a tamaño real pero de una excelente calidad, remarcando cada detalle que tiene el original.

Esther Pons nos contó también todo lo que sigue: Está dividida en dos grandes bloques. Una primera parte en la que se va a mostrar al visitante cómo estaban las diferentes cámaras en la tumba de Tutankhamón. Es una tumba pequeña porque murió muy joven, con 19 años, y no estaba previsto que se muriera y su tumba no iba a ser esa. Pero en su interior se encontraron casi 6.000 objetos y Carter, cuando lo descubrió los encontró colocados unos encima de los otros. Lo mismo con la cámara funeraria y lo mismo con la cámara del tesoro.

Hay un anexo, que aquí no se muestra, que es una cámara pequeña, que estaba todo como más revuelto. Eran aquellas piezas como menos importantes, pero que no se me entienda mal, porque todas son importantes.

El visitante, cuando venga, va a ver esto, cómo lo encontró, porque una vez excavas ya no se puede dar marcha atrás. Con réplicas y con fotografías se ha podido hacer una reconstrucción de cómo estaban estas tres cámaras.

En la segunda parte de la exposición se muestran las piezas de manera individualizada y el visitante las puede ver con más detenimiento y con mucho más detalle, concluye Esther Pons en su exposición de lo que vamos a ver en Ifema, en su espacio 5.1, hasta el 19 de abril de 2010 con precios que oscilan entre los 9´50 euros para niños hasta 12 años y 16´50 para adultos, además de packs diversos con unos precios muy atractivos.

Silvia García Jerez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *