UN ESPÍA Y MEDIO: la constancia del grandullón

Dwayne Johnson a punto de entrar en acción
Dwayne Johnson a punto de entrar en acción

Dicen que quien ríe el último ríe más fuerte y Dwayne Johnson lleva años riendo más que nadie tras haber demostrado que, una vez conquistado Hollywood con el apodo con el que alcanzó la fama en el mundo de la lucha libre, The Rock, su nombre real continúa llevando al público a las salas con cada película que estrena.
De hecho, su leyenda se afianza y desde que interpretó a El Rey Escorpión en El regreso de la momia, personaje que mereció incluso un spin off, o lo que es lo mismo, una película propia, hasta que se incorporó a la saga Fast & Furious en la quinta entrega, consagrándose como la figura intocable que ahora es, Dwayne ha logrado, con películas como El tesoro del Amazonas, Doom o Rompedientes, crearse un estatus gracias al cual la industria ha comprendido que no puede prescindir de él si quiere conseguir un taquillazo.
En el año 2013 Michael Bay le dio la oportunidad de trabajar en una de las mejores cintas de su carrera, Dolor y dinero. Aquella mezcla casi surrealista de acción, humor y cine negro llevó a Dwayne a otro nivel, y dos veranos más tarde recogía los aplausos que generaba su personaje en el mítico plano de Fast & Furious 7 en el que su fuerza y su empeño lo libraban de una molesta escayola en el brazo. Los cines se caían celebrando el momento y la estrella lo seguía siendo.

Dwayne Johnson y Kevin Hart en UN ESPÍA Y MEDIO
Dwayne Johnson y Kevin Hart en UN ESPÍA Y MEDIO

Demostrada su valía en la comedia, aprobada ésta por cualquier espectador al que su nombre le provoque una sonrisa, Johnson estrena ahora Un espía y medio, curisoso título en español que traduce a su manera el Central Intelligence original. Lo que en inglés remite a la Central Intelligence Agency, es decir, a las siglas de la CIA, en nuestro idioma recuerda a los títulos más llamativos, aunque no por ello afortunados, que se encontraban en los videoclubs de los años ochenta.
Que Dwayne caiga bien no implica que todo lo que haga sea digno de recomendar. Es el caso de Un espía y medio, pretendida comedia sobre la agencia más conocida de Norteamérica. Desde el inicio del film, en el que el guion expone a su personaje, Bob Stone, a una situación embarazosa, hasta los momentos más delirates en los que intenta escapar de los compañeros que lo buscan, la comedia parece ausente por mucho que el director trate de encontrarla.
Rawson Marshall Turber, el hombre al frente de esta película y de otras como Somos los Miller o Cuestión de pelotas, no acierta en ningún momento. Las carcajadas no llegan, las situaciones que intentan provocarlas se notan forzadas, mil veces vistas, y el agotamiento por sacarle partido a la diversión se manifiesta en forma de tedio y desinterés.

Al comienzo del film Dwayne Johnson muestra un aspecto muy diferente
Al comienzo del film Dwayne Johnson muestra un aspecto muy diferente

Un espía y medio nace como buddy movie, o lo que es lo mismo, película de colegas, como lo fueron Arma letal o más recientemente Dos buenos tipos, pero por supuesto queda muy lejos de ellas en su resultado.
Kevin Hart acompaña a Dwayne Johnson en su periplo por el espionaje internacional, pero su carisma, por mucho que encarne a un contable sin ambición, se queda muy por debajo del de otras estrellas que podrían haber conseguido brillar en el mismo papel, caso, sin ir más lejos, del presentador de los Oscar, Chris Rock.
Dejar en manos de Dwayne el peso absoluto de la comedia lastra la cinta y aunque Johnson no se desvía de su cometido, el conjunto resulta ser menos jugoso de lo que prometía. Aún así, el intérprete no saldrá mal parado porque una película más floja que otra en la filmografía de alguien que cuenta con millones de seguidores no le perjudica ni un ápice a un horizonte que con títulos como Los vigilantes de la playa o la octava parte de Fast & Furious harán olvidar este.

Silvia García Jerez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *