Top five de La Cronosfera: Sitges 2018

Lástima que terminó el glorioso Festival Internacional de Cine Fantástico de Catalunya 2018. Como cada año, La Cronosfera te dice cuáles son las cinco películas que, consideramos, fueron las mejores de este año dentro del Festival, de acuerdo a lo que tuvimos oportunidad de disfrutar.

El quinto puesto lo ocupa Ghostland, del director francés que nos hizo estremecer con Martyrs (2008), Pascal Laugier. Aunque podamos pensar que el cineasta ha sucumbido a los encantos de Hollywood, en esta cinta nos demuestra que se puede seguir siendo provocador incluso tratándose de una película de gran presupuesto.

Beth, su madre Collen y su hermana Vera, heredan una casa en un pequeño poblado de Estados Unidos. La primera noche que pretenden dormir ahí, son atacadas brutalmente por dos maleantes. Las tres mujeres vivirán a su manera el trauma que supuso vivir aquella fatídica noche.

Ghostland, de Pascal Laugier - Sitges 2018
Ghostland, de Pascal Laugier

Sin bien, el filme sigue los estándares de un cine comercial de terror al uso, Laugier logra imponer su estilo con secuencias incómodas y violentas que agradarán mucho a los amantes del género y del director. Además, hace uso de un recurso que utiliza de forma recurrente el Maestro David Lynch (Lost Highway, Mullholland Drive), la fuga psicogénica, donde una persona crea una realidad alternativa en su mente con el objetivo de escapar de su terrible día a día.

El cuarto y tercer puesto, respectivamente, lo ocupan las cintas: The wind, de Emma Tammi, y Fuge, de Agnieszka Smoczynska, que ya hemos reseñado en nuestro artículo previo titulado: Que se sienta el Power Femenino, en Sitges 2018. Os invito a echarle un vistazo.

El segundo lugar es para una gran sorpresa que nos regaló el Festival, se trata de la película japonesa: One cut of the dead, de Shinichiro Ueda.

Muchos filmes hemos visto antes sobre historias del cine dentro del cine. Esta cinta trata este tema, pero lo adereza con zombies. No queremos contar mucho porque haríamos spoilers y os desvelaríamos la sorpresa.

One cut of the dead, de Shinichiro Ueda Sitges 2018
One cut of the dead, de Shinichiro Ueda

Fuimos testigos de los quince minutos de aplausos que se llevó el elenco de esta gran zombie comedia divertidísima. Si tenéis oportunidad de verla, no lo dudéis ni un minuto.

La gran ganadora de La Cronosfera, es decir, la que nosotros consideramos la gran película de Sitges de este año es: Domestique, una producción de República Checa y Eslovaquia que dirige Adam Sedlák.

Román entrena para competir en ciclismo, arduamente, duerme en una cámara de oxígeno instalada en su cama con el objeto de simular estar a más de mil metros de altura, Román es vigoréxico. Es obsesivo. Charlotte, su esposa, quiere a toda costa tener un bebé. Lo trata por todos los medios a su alcance. Es el centro de su vida.

Domestique, de Adam Sedlák Sitges 2018
Domestique, de Adam Sedlák

Estas dos forma de existencia se conjugan en una relación donde ambas obsesiones juegan en contra de cada uno como seres humanos, y ninguno de los dos conoce el límite.

Esta cinta de la sección Nuevas Visiones, es una impactante fábula sobre las relaciones y el manejo de las conductas límites que, al final, pueden llegar a destruirnos.

¡Peliculón!

Y con esto cerramos nuestra cobertura de este extraordinario festival, esperando con ansias los avances del próximo año.

¡Eso es todo amigos!

Por: Karina Tiznado

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *