CÉSAR ESTEBAN ALENDA: ‘Regreso al futuro’ nos ha marcado a todos

Especializados en la creación de cortometrajes, los hermanos Alenda, César y José, son los padres cinematográficos de Sin Fin, la ópera prima en la que mezclan con habilidad y talento la ciencia ficción y el romanticismo. Y lo hacen la de mano de Javier Rey, actor al que conocen de sobra, y de María León, actriz de la que cuentan maravillas. En esta entrevista nos acercan sus influencias, nos hablan del escaso cine de ciencia ficción que hay en nuestra industria y nos detallan cómo construir una máquina del tiempo. Casi nada.

La claqueta de los hermanos Alenda rodando SIN FIN
La claqueta de los hermanos Alenda rodando SIN FIN

La Cronosfera: ¿Cómo nace esta película? ¿Es un tributo a Regreso al futuro?
César Esteban Alenda: Hombre, Regreso al futuro nos ha marcado a todos. Es verdad que hace poco alguien nos preguntó que cuál es nuestra película de viajes en el tiempo favorita y a lo mejor las ha habido mejores, pero la que más nos ha marcado ha sido Regreso al futuro. Pero las referencias de la película no son tanto Regreso al futuro sino otras como ¡Olvídate de mí! o Blue Valentine. No es de ciencia ficción ésta, pero ese contraste entre cómo empiezan y terminan las relaciones de pareja en la nuestra bebe mucho de Blue Valentine.
La Cronosfera: Es que iba a decir que en Regreso al futuro no hay móviles, como aquí. Van al 2015 y no tienen un móvil. Aquí sí hay y resulta ser fundamental. Y cada vez se ven más móviles en las películas para todo.
César Esteban Alenda: Nos hemos criado viendo películas donde no había teléfonos móviles, entonces uno está influenciado por referencias que te plantean situaciones que ahora son totalmente diferentes. Algo ha cambiado. Entonces, uno recuerda aquella película que le encantó y piensa que esa situación, con un móvil, se cae por su propio peso. Oye, no tenía cómo llamar… Siempre te queda el No hay cobertura, pero es que ya ni eso. Hay que reinventar un poco las historias.
La Cronosfera: ¿Eran Javier Rey y María León vuestro reparto soñado?
José Esteban Alenda: Sí, nosotros con Javi… la primera versión del guion es de 2012 ó 2013, y ya Javi estaba. Nosotros lo vimos en una serie de televisión, La chica de ayer
César Esteban Alenda: De viajes en el tiempo.
José Esteban Alenda: De viajes en el tiempo, es verdad. Y era como… ¿y este chico? Y luego lo vimos en otro corto y decidimos hacer un corto con él. Hicimos un corto con él en 2012 que se llamaba Inertial love, y aparte de trabajar muy bien con él y ver que es un actorazo, rápidamente… sí que la historia al principio era más de ciencia ficción y lo que decía él de Regreso al futuro: más Regreso al futuro. Y Javi nos parecía estupendo, pero a medida que fuimos focalizándola más en una historia de amor, incluso más.
Y María, hasta sus ojos verdes están presentes en la historia de la película. Es decir, que hemos incorporado eso también para hacer personajes muy reales. Y Javi y María, aparte de que son un amor, son muy talentosos, muy inteligentes y muy propositivos. Gente con la que puedes trabajar muy bien. Y tienen todo tipo de registros. Y además una cosa que es común a los actores, y es que son muy curiosos. Tienen un puntito de inconsciencia y en este caso les gusta jugar con personajes que se alejan de la zona de confort o de personajes que ya han trabajado. Y yo creo que eso es fundamental porque es una película en la que hemos tenido que perder el pudor emocional todos. Y ellos especialmente, se han expuesto de verdad, pero es que tienen esa capacidad.
César Esteban Alenda: Era una historia escrita para ellos. Incluso para María. Antes de que la conociéramos pensábamos en María, y luego ya nos dijeron los dos que sí y se pudo combinar ya y hacer la película. Es que hay situaciones en la película que cualquier actriz no te salva. Es muy difícil. Según quién las haga pueden ser muy ridículas. Pero al escribir para ella, ya sabes lo que te puede dar, o crees saberlo.

Javier le cuanta María su propuesta de viajar en el tiempo
Javier le cuenta a María su propuesta de viajar en el tiempo

La Cronosfera: Es una película súper romántica pero muy íntima. Hay mucho deseo, muchas miradas. Por momentos parece una película de Wong Kar-Wai. ¿Cómo habéis trabajado a nivel de dirección esa intimidad?
José Esteban Alenda: Lo que te decía antes, perdiendo el pudor a la hora de trabajar. Fue fundamental el tiempo de desarrollo de la historia. Después de hacer el corto tardamos tres años en hacer el largo y creo que fue fundamental desarrollar los personajes. Y luego, sobre todo, yo creo que es el tiempo que tuvimos los cuatro de ensayar, aunque me gusta más hablar de cómo acabamos entendiendo los cuatro los personajes, más que hablar de los personajes en sí. Y sobre todo, de cómo los entendieron ellos. Al final es una cuestión de de qué dotar esta historia, si te la crees o no te la crees. Si te crees esa cercanía y esa distancia, eso depende de que ellos entiendan los personajes incluso mejor que nosotros.
César Esteban Alenda: Y buscando una puesta en escena muy libre que te permita reaccionar a esos detalles, a eso que va ocurriendo entre ellos. No queríamos hacer algo muy rígido y estaba todo enfocado a encontrar esa química entre ellos. Es un guion pero abierto a reaccionar todos los departamentos a lo que pudiera ocurrir.
La Cronosfera: Me fascina de la película que creáis ciencia ficción prácticamente con el montaje, yendo de un tiempo a otro con esa técnica. ¿En España no se hace ciencia ficción porque no se usa esa herramienta para lograrla o porque realmente es complicado acercarse más al género?
José Esteban Alenda: Yo creo que capacidad hay seguro. Es cierto que la ciencia ficción en España no es el género preferido, probablemente no es una cuestión de los realizadores, sino de que no ha funcionado en taquilla especialmente.
César Esteban Alenda: Hay referentes que han funcionado, como Abre los ojos, pero sí que es verdad que la ciencia ficción de por sí es un género que el espectador medio está acostumbrado a un nivel muy alto de producción y nosotros hemos optado por una versión muy casera. Cuanto más casera incluso mejor, iba a favor de la propuesta en sí, el poco presupuesto. Pero el ojo del espectador está acostumbrado a niveles del cine americano y extranjero, distinto. Pero aquí tenemos también Los cronocrímenes, que era más depurada.
José Esteban Alenda: Autómata.
César Esteban Alenda: Pero Los cronocrímenes también es un ejemplo de viajes en el tiempo con presupuesto reducido que le saca al género todo el jugo de una forma muy interesante. No hay muchos ejemplos, sí que es verdad. En el cine americano sí que hay muchísimos. También en el cine independiente. Al final, la ciencia ficción no es más que una excusa para contar historias de personajes. Y es lo que hemos hecho nosotros.
La Cronosfera: Me llama mucho la atención toda la presencia que tiene Penélope Cruz en la película, desde portadas de revistas hasta en el vídeo de Mecano. ¿Cómo surge incluirla de esa forma?
César Esteban Alenda: No sé, a veces uno se olvida de cómo surgen las ideas. Se le ocurre una cosa, ahí queda y no se acuerda uno de por qué. Es una metáfora sobre el mundo. El mundo hace que te juntes, no le dieron a ella el papel y es un reflejo de su fracaso. Es cómo ella pasa a ser un personaje que proyecta su vida hacia el futuro y cuando llega a ese futuro vuelve a proyectar su vida hacia el pasado por cómo le ha ido en ese futuro. Es un símbolo de lo que podía haber sido ella. Es como haber jugado al fútbol con Raúl. A lo mejor es que Raúl era mejor que tú y él ha llegado ahí, o las cosas de la vida, pero como el destino te junta con determinadas personas uno piensa que podría haber sido el otro. Esa era un poco la función del personaje de Penélope Cruz. Y queríamos rememorar la época de Mecano.
José Esteban Alenda: En este caso no queda en una anécdota en la película, forma parte narrativamente de su fracaso vital.

Los directores de SIN FIN
De izquierda a derecha, Javier Rey, María León, José Esteban Alenda y César Esteban Alenda, el equipo de SIN FIN

La Cronosfera: También me encanta ver en la película a Mari Paz Sayago, una actriz que me fascina.
César Esteban Alenda: Y a nosotros. Es una maravilla. Llegaba y revolucionaba el set. Nosotros dimos manga ancha para que improvisaran y aportaran, y darle manga ancha a Mari Paz Sayago es encontrarse con unas cosas… Y unos chistes, y unas improvisaciones que hacía que es una pena que luego en el montaje no se pueda quedar todo.
José Esteban Alenda: Tiene que haber un spin off de esa familia.
César Esteban Alenda: Mari Paz es una maravilla. Además es que lo notas. Ves los pases en los festivales y cada vez que salía Mari Paz y su forma de ser, notas que funciona que ella está para desengrasar un poquito esa historia de amor.
La Cronosfera: Me habéis hablado un poco tangencialmente de la máquina del tiempo, ¿cómo la construisteis?
José Esteban Alenda: La construyó Javier.
Risas.
César Esteban Alenda: La construyó Javier con tubos facódicos, lo pone en la película. (Risas) No, queríamos algo nada sofisticado, algo que fuera una representación del cerebro de él mismo, algo hecho con retazos, con acumulación de elementos. Tubos que va acumulando. Y sabíamos que más que algo que abrumara por lo espectacular, sí que queríamos un efecto. Un efecto de iluminación, en este caso, de esas luces que van dando vueltas. Y sí que es verdad que se cayeron del montaje escenas que grabamos de cómo él viajaba en el tiempo. Le vemos cómo aparece, pero no cómo viajaba. Al final redujimos un poquito y el componente de ciencia ficción se quedó por el camino pero en cierta forma era como un reloj que va dando vueltas. El tiempo va hacia adelante y hacia atrás. De todas formas es una máquina del tiempo que es un reflejo de su cabeza y tiene ese componente emocional de tal forma que solo puedes viajar hasta el momento en que se paró el reloj. Sí que es verdad que a lo mejor no hemos dado demasiadas explicaciones porque teníamos más cosas pensadas en torno a la dinámica de los viajes en el tiempo, pero hay un momento en que el espectador solo quiere verlos a ellos y dar más explicaciones es como meter un parón a la historia.
José Esteban Alenda: Yo creo que también el hecho de utilizar ese reloj que se para es el vínculo real entre la historia de ciencia ficción y la historia personal de ellos. Cómo un elemento mundano es el que activa o desactiva una máquina del tiempo, y eso era fundamental, encontrar ese objeto que le quitara peso a la ciencia ficción, que ya no tenía tanto peso, y que vinculara esos dos mundos.

Silvia García Jerez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *