The big C o el triunfo del optimismo

Debo reconocer que Laura Linney es una de mis actrices favoritas. Esto me llevó a buscar series o películas protagonizadas por ella y, por esta razón, descubrí en Amazon Prime Video una serie de 2010 titulada The big C.
Comencé a verla sin saber de qué iba ni qué esperar. Y, ya desde el primer capítulo, me enganchó. Por la historia de Cathy (C), una mujer madura a la que (no destripo nada porque lo sabemos a los cinco minutos de empezar la serie) le diagnostican cáncer de piel en fase avanzada. Es profesora de instituto y le toca dar clases de recuperación en verano (pero no está muy motivada), está casada con un ser inmaduro (un contraste de carácter entre los dos: la seria y responsable frente al gracioso y despreocupado). Cathy también tiene un hijo adolescente que es un poco atontado, como todos los adolescentes, supongo.
The big C (Cathy) se plantea en este punto una serie de cambios en su vida, a principios de verano, siendo la única que conoce su enfermedad. Lo quiere hacer todo antes de que acabe el verano, quizás su último verano. Lo primero, quiere construir una piscina en su pequeño jardín trasero, pero el contratista la convence para poner un jacuzzi. Se separa de su marido, pero este nunca termina de irse de casa. Es políticamente incorrecta cuando le dice a una de sus alumnas afroamericanas (la protagonista de Precious) que se puede ser delgada y borde, pero no gorda y borde, que los gordos deben ser simpáticos. Intenta ayudar al indigente de su hermano (obsesionado con el reciclaje y el cambio climático). Y, por último, se enfrenta a su vecina, una desagradable anciana solitaria.
La serie consta de 4 temporadas, de entre 13 y 8 capítulos cada una y de unos 25 minutos de duración por capítulo. The big C es agridulce, te dibuja una sonrisa y te provoca una lágrima todo el tiempo. Es una serie adulta, no edulcora la realidad pero le pone ese punto de humor negro que tanto gusta en una serie que huye del buenismo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *