Onward: En Busca De La Magia Perdida

Onward, aún reflejándose en un buen montón de espejos reconocibles, consigue tener no pocos reseñables aciertos propios, pero sobre todo destaca por la gran capacidad que ostenta, con cero vanidad, para traer de vuelta a la sala oscura toda la magia que impregnaba ese tipo de aventura palomitera de función sábado, cuatro de la tarde, que nunca debió salir del lugar donde tanto disfrutamos los que ya pasamos de los cuarenta.

Leer más