Padre No Hay Más Que Uno: Roles Vitales

Padre No Hay Más Que Uno es un verdadero acierto, por esta vez, en el género de la comedia familiar, del omnipresente Santiago Segura, quien junto a la últimamente abonada al cine de estreno veraniego, Toni Acosta (Los Futbolísimos o El Mejor Verano De Mi Vida), conforma el matrimonio cabeza de una familia numerosa compuesta por un total de 7 miembros: hagan pues las cuentas del número de hijos que acabarán quedando a cargo de un padre no muy ducho en esto de ser responsable de la agenda familiar. De acuerdo, la premisa no es para nada nueva, es más, la cinta que nos ocupa, todo sea dicho, es un remake españolizado de la argentina Mamá Se Fue De Viaje; que también contará este año con adaptación mejicana. Pero en esta ocasión dicho dato no supone lastre alguno.

Unos buenos chupitos de tequila no hubiese estado mal que se tomara el responsable de Torrente en su papel de padre multitarea, porque la gesta doméstica es mastodóntica, ardua y compleja, puesto que habrá de lidiar con una adolescente de peligrosa adicción yutubera, hermana de una centrada comedida preadolescente y de un jovenzuelo trasto y algo macarra, todos ellos, enemigos y amigos de una casi bebé diabólica, más una pequeñaja con aspiraciones folclóricas. Todo bien subrayado de español y el amigo de Del Toro lo ha tenido claro, no dejando por ello pasar la necesaria referencia a una mítica pareja cómica que en los 80 protagonizara un buen montón de taquillazos (muchos pensarán que de dudoso gusto, pero ahí están las cifras), entre ellos uno que juega en la misma liga que Padre No Hay Más Que Uno: nos estamos refiriendo a Padre No Hay Más Que Dos.

Una familia enorme
Una familia enorme llena de actores reconocidos en la comedia

Más de dos y de tres líos harán que un padre, no ya con Doce En Casa sino más bien con un polvorín como entorno familiar, se las vea y se las desee para salir airoso cuando su mujer, con una alocada Silvia Abril como compañera de viaje, decida escapar a la playa para celebrar el aniversario de su boda… Y hasta aquí vamos a contar del argumento, el resto en los cines o en las casas de un buen montón de Rodríguez, que ya no solo se quedan en la ciudad, sino en infantil compañía. Los tiempos cambian, y muchos descubren horrorizados que los que se creían roles secundarios son en realidad de primera necesidad. Metan en una mochila de La Patrulla Canina o El Rubius un par de capítulos de Big Little Lies, y bastantes, prácticamente todos, los de Cosas De CasaLos Problemas CrecenLa Tribu De Los BradyMédico De Familia, Ana Y Los Siete o Con Ocho Basta y verán como las costuras acaban estallando.

Al final de la divertida proyección de Padre No Hay Más Que Uno tenemos claro que, además de que Santiago sigue contando con una estupenda agenda de amigos/cameos, también ha sabido superar con éxito el reto sin estallar en el intento, ya que siendo tanto director como protagonista, como coproductor, como coguionista, junto a Marta González De La Vega, aún Segura tiene reservas para seguir en esto de la farándula.

Santiago Segura es Javier
Javier (Santiago Segura) se enfrenta solo a todos sus hijos

Hombre orquesta de manual, capaz aquí de llevarlo todo al divertido desastre, como no podría ser de otro modo en una comedia llena de hijos por conocer realmente, guerra de sexos, crisis de valores y roles, tribulaciones de crecimiento vital, cuñado sabelotodo con la cara de Leo Harlem, enloquecidos grupos de WhatsApp del colegio de los críos (uno de los peores terrores de la sociedad actual) y tal volumen de eventos y actividades extraescolares que hacen que sean los padres los que acaben pidiendo, escudados en el bienestar de sus angelitos, el no tener ejercicios en las vacaciones de verano. Es el loco signo de unos tiempos locos en los que hay que reubicarse, porque las piezas no estaban todo lo bien encajadas que deberían. Papás, si queréis evitar que la leña arda, deberíais ir a ver esta película para todos los públicos, ya que me da que el escarmiento en cabeza ajena aquí sí que dejará aprendizaje. Sintetizando: Aprobado con nota, sin duda, para Padre No Hay Más Que Uno.

Por cierto, ¡felices vacaciones! Nos leemos antes de la vuelta al cole.    

Luis Cruz

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *