Noche de Juegos

Al inicio, Esteban y Paula seducen tu atención con la química que los envuelve… luego muestran que tan delgada y difusa puede ser la línea de la verdad y de lo que no es verdad; de lo que nos fascina de nuestra pareja, y de lo que nos deja de gustar; del drástico cambio que puede ocurrir en el clímax de un delicioso momento de pasión, al drama que aflora por darle rienda suelta al miedo… lo que nos invita a la reflexión de las trampas en las que pudiéramos estar envueltos, creadas por nosotros mismos, y la de pagar con creces el precio.

La elocuente interpretación que realizan los actores, manifiestan lo agridulce de la obra, sumergida entre la picardía de Esteban, que al dejarse embriagar por los encantos de Paula, manifiesta su genialidad en expresar sus emociones y sentimientos con célebres frases de cine. Paula decidida a experimentar la proposición disfrutar del juego, deja desbordar su creatividad inspirada por el insinuante encuentro con Esteban; quienes dejan muy claro del disfrute al comienzo de la experiencia, dramatizan de una manera muy peculiar las inseguridades que alimentadas con el miedo, cada quien lo muestra en la relación de pareja.

ESTEBAN CIUDAD y PAULA GUIDA en Noche de Juegos

La dualidad de cada personaje, nos muestra el lado bueno y malo de nosotros mismos, así como el yin y el yang, la luz y la oscuridad en la que podemos decidir sumergirnos. Esteban y Paula hacen gala de lo cambiante del estado de ánimo de una pareja puede pasar en cuestión de segundos, con el sólo hecho de hacer una pregunta de doble filo,  y lo que es peor aún, de no estar preparado para escuchar la respuesta. Los actores nos muestran que es muy peligroso el pretender jugar algo, que si se nos escapa de las manos su intensidad, puede llegar a prestar confusión de lo que es real y de lo que no lo es, no siendo ese el principal problema, sino el daño que genera el llegar a creer lo que nos da miedo que sea realidad.  

Sin lugar a dudas, a quienes disfrutan dejarse sorprender, en el sentido de lo que se ve, no es lo que parece, además de un final que incita a reflexionar, sobre el impacto de lo que pensamos y decimos a quienes forman parte de nuestra vida sentimental, les recomiendo que asistan a ver la obra “Noche de Juegos” en Teatro Nueve Norte

Karlen Villasmil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *