FEBRERO en los TEATROS DEL CANAL

Aquí teneís la programación para Febrero en los Teatrso del Canal.

Días de vino y rosas, Laskaridis, La joven, La Veronal, La Tristura, Eisa Jocson, Pont Flotant, Marta Gornika, Romina Paula, Boris Charmatz y la JORCAM,

Febrero arranca con las dos últimas funciones de Días de vino y rosas, la traducción de David Serrano a partir de la adaptación teatral de Owen McCafferty y guión original de JP Miller dirigida por José Luis Saiz y protagonizada por Marcial Álvarez y Cristina Charro.

Del 6 al 8 de febrero llega Titans, una performance de Euripides Laskaridis de tintes expresionistas y sabores de cabaret, que nos transporta a un mundo onírico, oscuro y grotesco. Osmosis es el nombre de la compañía que comanda este transformista bizarro nacido en Atenas en 1975, que pronto mandó a paseo su carrera de actor convencional y el método Stanislavsky para meter cizaña con sus personajes en las calles de la capital griega, hasta profanar la mismísima Acrópolis.

Los días 7, 8, 14 y 15 de febrero La Joven Compañía vuelve a subirse al escenario del Canal con motivo de la celebración del año Galdós. Fortunata y Benito es un homenaje a los personajes femeninos del escritor, una visita desde el siglo XXI al Madrid galdosiano que quizá no nos queda tan lejos. Laila Ripoll compondrá este nuevo espectáculo en su primera colaboración con LaJoven.

El 8 de febrero, una nueva función de Future Lovers (Unplugged). Tras agotar todas las entradas en su estreno la pasada temporada, La tristura estará otra vez en los Teatros del Canal porque el interrogante que deja en el aire la pieza sobre el futuro que vendrá y sus protagonistas no puede ser más conveniente.

11, 13 y 15 de febrero la Veronal presenta Into the Little Hill, una ópera contemporánea creada por el compositor George Benjamin, a partir del cuento El flautista de Hamelin. No extraña que Marcos Morau, director de la compañía La Veronal, comience a conectar con el renovado mundo de la dirección operística. Su estética, visual y deslumbrante, y su danza, peculiar y versátil, ya tenían una cierta espectacularidad operística en obras suyas de gran formato como Siena o Voronia, vista la temporada pasada en esta misma casa.

La bailarina, coreógrafa y artista visual Eisa Jocson estará los días 12 y 13 de febrero con Macho Dancer + Corponomy, una mirada crítica a la práctica establecida en Filipinas de usar el cuerpo danzante como transacción económica. Sabemos poco de la danza que se hace en este país asiático. Sin embargo, la imagen de una gogo girl haciendo pole dance en un night club o un macho dancer con la bragueta abierta meneándose en un bar gay son instantáneas que admitiríamos como postales típicas de Manila. No muy visible y muchísimo menos prolífica y popular, hay una danza contemporánea, que puede llegar a ser muy crítica con la otra.

El Pont Flotant presenta Ejercicios de amor, un recorrido por los espacios del teatro, un ‘carpe diem’ teatral pleno de un hedonismo natural y orgánico que traspasa el muro entre realidad y ficción los días 18, 19 y 20 de febrero. El 21, ofrecerán una nueva obra: El hijo que quiero tener, una pieza teatral comunitaria, de profundo contenido social y lúdico, generada desde el humor y la ternura. Por último, los días 22 y 23 de febrero, la compañía presenta Las 7 diferencias, un espectáculo que familiariza a los niños con otras formas de existir, a través de la música, el juego y el humor.

Los días 21 y 22 de febrero Marta Górnika y The chorus of women nos ofrecen Magnificat: un teatro de coro que busca la combinación entre el poder ancestral de la voz y el cuerpo en la escena actual. En un país tan profundamente católico como Polonia, ya solo reflexionar sobre una figura como la Virgen María puede ser un atrevimiento, un desafío y hasta una provocación. Marta Górnicka y El coro de las mujeres van mucho más allá.

El sábado 22, la Joven Orquesta de la Comunidad de Madrid, la JORCAM, presenta Galaxias musicales: Elige tu propia aventura, un concierto dirigido a niños y jóvenes de entre 10 y 16 años en el que se podría disfrutar de música norteamericana del siglo XX, con obras de de A. Copland y G. Gershwin acompañadas de un narrador.

Boris Charmatx y su compañía Terrain estarán los días 26 y 27 de febrero en la Sala Roja con 10.000 gestes, una coreografía para 25 bailarines. La propuesta que les hicieron es que deberían bailar una coreografía conformada exactamente por 10.000 gestos, y cada uno de ellos debía aportar 400 gestos. Cada gesto podría representarse una vez y siempre al unísono con los demás gestos del grupo.

A principios de esta década que está tocando a su fin se empezó a hablar de una nueva revelación en el teatro argentino, Romina Paula, una dramaturga y directora (novelista también) surgida de la siempre inquieta, bulliciosa y sorprendente escena independiente de Buenos Aires. Viene con la Compañía El Silencio para presentar El tiempo todo entero, que le valió el Premio Florencio Sánchez a la mejor obra argentina en 2010, y la retoma ahora, casi diez años después, porque Madrid era una cuenta pendiente que, por fin, se va a saldar. Se trata de un texto que tiene un tercio de Tennessee Williams, un tercio de Frida Khalo y otro tercio de ella misma, de su particular poética y concepción del arte escénico. Esta propuesta se podrá ver desde el 27 de febrero hasta el 1 de marzo.

Más información en: https://www.teatroscanal.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *