Despertar junto a Lilith

¿Es despertar junto a Lilith un sueño o una pesadilla? Lilith lleva una eternidad esperando. Y llega a Valladolid el 15 de febrero al Teatro Cervantes.

Despertar junto a Lilith es, quizá, una catarsis. Lilith lleva una eternidad esperando el momento de verse de nuevo cara a cara con él. Cuando ese momento llega, saltarán chispas. Harán un viaje por los infiernos llevando al espectador de un estadio a otro, de un recuerdo a otro, de la realidad a la pesadilla y del odio a….¿la venganza? Si quieres conocer lo que se cuece en el inframundo y saber si Lilith se vengará o no, no te la pierdas.

Lilith es, en la tradición juedeocristiana, la primera esposa de Adán. Es un personaje que tiene su origen en Mesopotamia. Allí era un demonio y su nombre se relaciona con el viento, el espíritu. El hebreo con la noche.

Lilith abandonó a Adán y se alejó del Edén para instalarse en el mar Rojo con sus hijos. Las relaciones entre Adán y Eva no fue fácil. Ella rechazaba tener relaciones sexuales con él siempre que ella estuviera bajo su cuerpo.

Cuando Lilith se instaló en el mar Rojo, se entregó a la lujuria con otros demonios. Lilith se rebela ante su destino y elige su propio camino.

Pero esa decisión de ser libre la convierte en un demonio. En un súcubo que aprovecha oportunidades para crear a sus hijos, los lilim.

Los actores Vanessa Hernansanz y Gonzalo Palmero encarnan a esta pareja de personajes judeocristianos, pero traidos a nuestro presente más actual.

En la dirección está Christian Märtens.

En teatro Cervantes de Valladolid nos trae esta obra el sábado 15 de febrero.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *