JUAN MIGUEL DEL CASTILLO: Natalia de Molina nunca defrauda

Con Techo y comida Juan Miguel del Castillo nos emocionó a todos y siete años después regresa de la mano de la misma actriz con la que lo logró, Natalia de Molina. Ahora nos plantean un thriller con un enorme componente de carga social en el que los dos tienen mucho que contar. En esta entrevista nos detalla los cambios producidos desde la base, la novela de Benito Olmo titulada La maniobra de la tortuga, además de contarnos cómo ha sido el reencuentro de ambos en otra película para no olvidar. Además, claro está, de hablarnos sobre la violencia de género que tan presente está en ella.

Juan Miguel del Castillo 
posando con el cartel de la película La Maniobra de la Tortuga
Juan Miguel del Castillo
posando con el cartel de la película

La Cronosfera: Enhorabuena, porque he disfrutado mucho la película, tanto como no lo he hecho.

Juan Miguel del Castillo: Sí que te pega el guantazo, es una peli que te cuesta un poquito digerir.

La Cronosfera: No solo por la historia, también por la atmósfera que consigues. Es muy impactante. Es un acierto. ¿Cuál ha sido la dificultad de adaptar la novela?

Juan Miguel del Castillo: Yo quería contar un drama, porque la película tiene un mensaje social muy claro, así que quería buscar un equilibrio entre eso y el thriller policíaco. Porque la novela es un thriller, entonces yo he trabajado más la parte dramática. Que hubiera un equilibrio entre las dos cosas era complejo. Me daba vértigo como autor. Para mí ha sido el mayor trabajo.

La Cronosfera: Entiendo que el personaje de Natalia de Molina es menos importante en la novela.

Juan Miguel del Castillo: Sí, tiene menos presencia. Nosotros le hemos dado más, hemos trabajado más esa parte social, dramática. A ver, que todo lo que ocurre, ocurre en la novela, pero depende de dónde tú le pongas el foco tiene más presencia o menos.

La Cronosfera: ¿Cómo ha sido el reencuentro con Natalia de Molina?

Juan Miguel del Castillo: Ha sido maravilloso volver a trabajar con ella. Tiene mucha calidad interpretativa. Ya nos conocíamos, no ha sido como la primera vez. Ya, con la amistad que tenemos y al haber trabajado juntos ya es distinto. Pero es que me ha vuelto a sorprender. Lo bien que lo hace… ella siempre está a la altura, nunca defrauda.

La Cronosfera: ¿Buscabais un proyecto para volver a trabajar juntos? ¿Surgió? ¿Pensaste en ella para el papel y se lo ofreciste?

Juan Miguel del Castillo: No, surgió. Cuando leí la novela pensé que ese papel era para Natalia. La chica en la novela era de Granada, ella ha vivido allí toda la vida y encajaba con su perfil. Y luego se lo propuse y dijo que sí. No se lo pensó.

La Cronosfera: Tienes también a otra actriz que me fascina, Mona Martínez, que está fantástica.

Juan Miguel del Castillo: Sí, ha sido la primera vez que trabajamos juntos y ella es un encanto. Es una grandísima actriz y una persona con la que es muy fácil trabajar. Aparte, el talento que tiene. Ella es muy exigente con ella misma y te lo da todo, se vuelca. Me ha entendido muy bien, parece que la conozco de toda la vida. Hemos conectado muy bien. Ella también es andaluza, tiene un humor que conecta mucho con el mío, y su personaje lo tuvo muy claro desde el principio, porque ella es la chispa de la peli, la que te hace reír, y la que da el título a la película.

Tengo que decir una anécdota, porque en la novela su personaje es un hombre, y ha sido uno de los cambios que hicimos, volver el personaje femenino. Para lo que cuenta la historia me parecía más interesante que fuera mujer.

La Cronosfera: ¿Con ella en mente?

Juan Miguel del Castillo: Sí, porque ella hizo el casting para otro papel, pero eran papeles pequeñitos, y me gustó tanto y era tan buena que darle tan poca cosa… entonces pensé en hacer a Morgado femenino. Creo que ha sido un acierto.

Juan Miguel junto a Natalia de Molina y Fred Tatien, los protagonistas de la película La Maniobra de la Tortuga
Juan Miguel junto a Natalia de Molina y Fred Tatien,
los protagonistas de la película

La Cronosfera: ¿Qué dificultades te has encontrado a la hora de estar ya inmerso en el rodaje?

Juan Miguel del Castillo: Dificultades, muchas, pero la financiación, antes de empezar a rodar, ha sido un proceso muy largo, muy complicado. Tienes que esperar mucho tiempo. Y teníamos muchas localizaciones. Eso te obligaba a estar cambiando de un escenario a otro, entonces tienes menos tiempo para rodar y no puedes rodar todo lo que te hubiera gustado. Tienes poco tiempo para un ritmo frenético y puedes cuidar menos ciertos aspectos de la peli. Pero eso pasa en todos los proyectos, así que las dificultades son casi siempre las mismas.

La Cronosfera: La idea generalizada que tenemos todos de Andalucía es que es la luz, la alegría, la juerga… y en esta película es todo muy oscuro, no solo porque haya escenas de noche sino por los temas que trata. ¿No tienes un poco de miedo de dar una imagen de Cádiz que sea más oscura que la tenemos en mente?

Juan Miguel del Castillo: No, no me ha dado miedo. Es cierto que la imagen que se tiene fuera de Andalucía es un tópico. Hay de todo, como en todas las ciudades, y al final es una historia de ficción. Es uno de los puntos fuertes de la peli, que transcurra en Cádiz es una apuesta también. ¿Por qué no mostrar los bajos fondos de Cádiz? Cádiz no es solo una ciudad de postal. Pero quien dice Cádiz dice cualquier ciudad. Mostrar esa cara. Hacerlo más realista y mostrar esa cara. Es un poco la película que he intentado hacer. No sé si luego nos van a tirar tomates. Pero ese riesgo siempre está. En esto a lo que me dedico siempre estás expuesto a que a alguien no le guste, y siempre es bienvenido. Es una película, tampoco es algo tan importante.

La Cronosfera: No, es importante. Las películas cambian a la gente. A lo mejor alguien se quiere dedicar a esto después de ver una película tuya.

Juan Miguel del Castillo: Sí, es una herramienta transformadora. La gente me lo ha dicho con Techo y comida. Pero me refiero a que no es importante para cómo está el mundo. Una película gusta o no. No que no tenga fuerza de transformar a las personas, es comparándola con las cosas que suceden. Al que le llega se le queda en la retina. Todos tenemos en ella grabados grandes momentos de la historia del cine.

La Cronosfera: Esta película hace una denuncia muy clara y muy acertada de un tipo de violencia de género que incluso la ley no contempla, y son amenazas clarísimas. Y la película lo muestra muy bien, también a través de la óptica de la cámara. ¿Puede la película ayudar a visibilizar este problema, que la gente sepa que la violencia no es sólo que a las mujeres les peguen en sus casas?

Juan Miguel del Castillo: Sí, yo espero que así lo vea la gente, y es la intención. Poner ese tema ahí y hacer reflexionar a todo el mundo. Yo espero que se consiga. Nosotros solo le hemos dado visibilidad, no pretendo dar lecciones a nadie, pero sí mostrar que algo está pasando. Yo siempre digo que quiero que te lleves puesta la película cuando se acaba, y espero que la peli lo consiga.

Silvia García Jerez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.