CLAIRE FOY: El movimiento Me Too ha creado un mundo nuevo

Claire Foy es una de las actrices del momento, pero ella, ajena a este hecho, entra resuelta y pizpireta en la habitación del hotel donde el grupo de prensa, en el que está incluida La Cronosfera, la espera impaciente para hablar con ella de su nuevo trabajo, en el que se transforma en una Lisbeth Salander diferente, a la que le ha aportado su visión y su personalidad:
Sí, yo participé en todos los aspectos físicos del personaje, de principio a fin. Creo que Lisbeth ha cambiado mucho y de la primera novela hasta la tercera se ve una evolución. Stieg Larsson también mencionó que su estilo cambia. Muchas veces ese peinado, ese maquillaje, son una forma deliberada de desafiar, de llamar la atención, de amenazar o de hacer que la gente se sintiera incómoda.
Pero yo creo que menos es más, y creo que se puede comunicar más cuando las cosas son prácticas y tienen un fin. A mí no me interesa nada artificial ni sofisticado. Si yo llevo algo y me parece innecesario, o que no encaja, me saca del momento. Todo tiene que tener su porqué.
Claire llega a la última entrega de Millennium cuando por las adaptaciones al cine han pasado Rooney Mara o Noomi Rapace. Al respecto de si este pasado cinematográfico del personaje le ha supuesto un peso a la hora de interpretarlo, Claire afirma que están presentes y no tienes otra. ¿Qué puedo hacer? Si me preocupo por ello, no saldría de casa. Yo me siento orgullosa de unirme a estas actrices porque creo que han hecho un trabajo increíble pero también me siento orgullosa de mi propio trabajo. No podría hacerlo si no.
Dije que sí, no porque yo supiera que tenía algo que ofrecer sino porque sabía que yo iba a cuidar a Lisbeth y que sería más autocrítica que cualquier otra persona. Pero ya sé, porque soy adulta, que no puedo agradar a todas las personas, así que si no les gusta pues no les gusta, ¿qué voy a hacer?

Claire Foy es la Lisbeth Salander del nuevo MILLENIUM
Claire Foy es la Lisbeth Salander del nuevo MILLENNIUM

A Claire acabamos de verla en un papel asombroso, el de Janet Armstrong, la mujer de Neil, en First Man, un trabajo muy distinto del de Lisbeth Salander, pero también muy fuerte, porque si a Lisbeth la vemos luchar como a cualquier agente secreto en un film de acción, a Janet la vemos enfrentarse a Neil cuando las circunstancias lo requieren, en una época en la que se supone que las mujeres eran más sumisas de lo su personaje debería.
Cuando Claire los compara para contarnos cuál le resultó más complicado interpretar, nos cuenta que las dos tienen sus complicaciones. En el caso de Janet porque es una historia no contada. No solo de esta mujer sino de muchas mujeres que en ese momento no tenían voz propia. Por ello, he sentido una enorme responsabilidad y estoy feliz de que sus hijos vayan a poder verla y vayan a ver reflejados a su padre y a su madre en la pantalla.
En el caso de Lisbeth es un personaje al que mucha gente adora y tienes que trabajar desde el cariño que tanta gente le tiene. También has de trabajar con los prejuicios y las expectativas ante el trabajo que harás, y sumar lo que hagas a lo que hicieron las actrices que la interpretaron antes.
Por First Man se rumorea que la actriz puede estar nominada al Oscar como mejor intérprete secundaria, pero resulta curioso cómo la Academia ni debe plantearse nominarla por su trabajo en Millennium. ¿Por qué el género de acción está tan denostado por los académicos? Aquí su respuesta:
Habría que preguntarle a los académicos, no sé por qué no lo hacen. Creo que la industria separa las películas en distintas categorías, y por ejemplo películas como Black Panther, que las han visto millones de personas, no tienen ese respaldo. Pero no lo sé, no sé cómo funcionan, aunque toda la atención que reciba First Man me agradará porque me siento muy orgullosa de lo que ha hecho Damien y es una hermosa película.

Claire Foy en Madrid
Claire Foy en Madrid

Claire Foy se hizo conocida en nuestro país cuando la plataforma de VOD Netflix puso a nuestra disposición, en España, la serie The Crown. La locura colectiva se desató y Claire se convirtió, además de en la reina Isabel II, en la de los espectadores enganchados a la serie, que le dio, cómo no, el premio Emmy que tiene. Ahora ha dejado la relativa tranquilidad de Palacio, porque nos aclara que el Palacio no es nada tranquilo, eso hay que decirlo, para hacer algunas de las películas más valoradas y esperadas de la temporada.
Pero aunque haya dejado el Reino Unido para irse a Hollywwod, Claire Foy toma el lugar más idílico de los cinéfilos como uno más a la hora de enfrentarse a su trabajo: llevo tiempo trabajando con personas que no piensan que están haciendo una película de Hollywood, sino una película en la que creen, que tiene alma y corazón. Y eso no cambia, estés haciendo una película de Hollywood o un piloto muy pequeño para una serie de televisión.
Así que, vamos a meternos de lleno en el rodaje de este nuevo Millennium. Claire nos cuenta lo que le ha resultado más difícil a la hora de afrontarlo: Fede es un director muy instintivo, se guía mucho por su instinto. Tú llegas al rodaje y en función del día, las circunstancias o lo que esté pasando en ese momento todo es distinto a lo que tú preparaste, así que siempre tienes que estar lista para tirarte a la piscina, probar algo o arriesgar.
Cuando estábamos a la intemperie, en montañas con barrancos, nevadas y un frío enorme, llega un momento en que tu cuerpo dice que hasta aquí, y lo primero que deja de funcionar es el cerebro. Las neuronas no te dan para pensar, del frío. Y eso era lo difícil, así que querías acabar para poder entrar en calor.
Respecto a lo feminista que es la película, sin entrar en la parte de la trama que no debe contarse, para lo cual, además, se recomienda no darse una vuelta por el trailer, Claire confiesa que cuando empezamos el rodaje empezó también el movimiento Me Too. Y no es que fuera un shock, pero a mí sí me asombró ver cómo pasaba todo en ese momento en que este personaje está intentando enmendar estos males y hacer justicia a estas mujeres. Y ahora estamos en un mundo nuevo gracias a todo ello.

Silvia García Jerez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *