BULLET TRAIN: Diversión en el tren bala

Basada en la novela María Beetle, del escritor japonés Kôtarô Isaka, Bullet train, que ha mantenido su título original en inglés en su estreno en España, cuenta la historia de cinco asesinos a sueldo que se dan cita en un tren que va de Tokio a Morioka, con muy pocas paradas intermedias. Un tren bala, que sería la traducción del título a nuestro idioma. Su protagonista, aunque el reparto sea muy coral, es Mariquita (Ladybug, Brad Pitt) y tiene la misión de hacerse con un maletín que custodian Limón (Brian Tyree Henry) y Mandarina (Aaron Taylor-Johnson). Deberá coger el maletín y bajarse en la siguiente estación. Pero no será nada fácil.

Joey King es Prince, uno de los grandes aciertos de la película Bullet Train
Joey King es Prince, uno de los grandes aciertos de la película

Bullet train es pura diversión, una mezcla entre el cine de Quentin Tarantino, la violencia explícita del cine asiático, unas gotas de luchas con artes marciales y un continuo baño de refinado humor blanco, es decir, sin chistes zafios y groseros, sino con una comedia brillante, cuidada a un nivel exquisito. Como resultado encontramos en ella una película gamberra, fresca y divertida. De lo mejor que se puede ver en el cine este verano.

Si a eso le sumamos un reparto en estado de gracia, con un Aaron Taylor-Johnson (Animales nocturnos) de nuevo irreconocible, porque menudo camaleón es, una Joey King (Christine, la hija mayor de la familia Perron en Expediente Warren) asombrosa en un registro que asombra y borda a partes iguales, o un Brad Pitt, dueño absoluto de la función, retomando su faceta gamberra, esa que ya nos ha enseñado en la espléndida La ciudad perdida, en la que comparte pantalla con Sandra Bullock, también presente aquí, como ya se han encargado los spots de marketing de contar. Es su último trabajo por el momento porque la actriz ha decidido tomarse un tiempo de descanso para dedicarse a su familia, así que, hasta que regrese, se marcha por todo lo alto.

Aaron Taylor-Johnson es Mandarina Bullet Train
-Aaron Taylor-Johnson es Mandarina

Contada con un ritmo ágil, con una realización rápida, que lo mismo te mezcla una presentación de personaje, de los muchos que vamos a conocer en ese tren, con un capítulo del pasado que es importante tener en cuenta, en un principio parece todo muy complicado, un caos, hasta que el desarrollo narrativo y el desenlace lo dejan todo claro y conformamos el puzzle que el conjunto, desde el comienzo, pretende ser. Nos encaja cada pieza y por el camino nos hemos divertido muchísimo.

A lo dicho hay que sumar los cameos que aparecen a lo largo de la película, actores de renombre, estrellas que se han involucrado en esta aventura y a los que vemos apenas segundos. Vale la pena ir descubriéndolos y disfrutando con su presencia. Va a ser parte de la diversión de este Bullet Train.

Menuda joya veraniega nos propone David Leitch, director de Atómica, protagonizada por Charlize Theron. Las risas están aseguradas mientras vamos descubriendo qué pasa en este tren. No, nada que ver con Snowpiecer, ésta es mucho más graciosa. Y mucho más redonda. Bullet Train es la gran película que le pedimos al cine cada verano.

Silvia García Jerez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.