The Guilty, el thriller danés del momento

Buen thriller The Guilty. La ópera prima de Gustav Möller, agilizada por una tensión impropia de un novato como es el sueco, es la confirmación de que, a veces en el cine, menos es más.

Se plantea desde el prisma de Asger Holm, un oficial de policía suspendido de sus servicios de policía y relegado al servicio de llamadas de emergencia durante el transcurso de un juicio que tiene pendiente por un altercado con su arma contra otro individuo. Todo comienza cuando, durante su rutinario turno de noche, recibe la llamada de una mujer absolutamente aterrada a la que intentará ayudar a través del teléfono después de darse cuenta de que ha sido secuestrada.

The Guilty

Es entonces cuando Asger se adentra en un misterioso caso en el que pondrá todos sus medios disponibles para resolverlo. A medida que avanzan los hechos, el policía no solo se tendrá que enfrentar a los retorcidos giros de los acontecimientos si no también a sus propios fantasmas. Este acontecimiento fortuito que aparece en la vida de Asger provocorá (o no) una especie de catarsis en el personaje.

Es una de esas películas que te obliga a imaginar lo que sucede y lo hace con notable habilidad. El mérito consiste en mantener la tensión durante casi hora y media con el único recurso de las llamadas telefónicas. Lo consigue.

Envolvente y arrebatadora. Ágil en su desarrollo y muy efectiva. Es más lo que sugiere que su verdadera originalidad lo que sostiene esta película danesa que quiere colarse en la pelea por la ‘Mejor película de habla no inglesa’ en los Oscar.

No es rompedora y quizá sea algo previsible en sus giros, pero se producen de forma muy natural. La decidida y sólida interpretación de un Jakob Cedergren refuerzan un largometraje notable, de atmósfera y tensión importantes en un ejercicio cinematográfico eficaz, entretenido y angustioso.

El director de 30 años debuta a lo grande en esta puesta en escena casi teatral que da otra dimensión al thriller minimalista. Agobiante e interesante.

🌟🌟🌟🌟 sobre 🌟🌟🌟🌟🌟

Juan Ignacio Ocaña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *