AGATHA RAISIN: Talento detectivesco

Agatha Raisin es el nombre de una detective que a partir del 18 de enero, en el canal Cosmo, nos va a encandilar con su simpatía y su forma, nada rutinaria, de hacer las cosas. Y las cosas que va a hacer desde que cambia su domicilio en la ciudad de Londres al supuestamente tranquilo escenario de su casita en Carsely, en la Inglaterra rural, es resolver asesinatos.

En efecto, Agatha (Ashley Jensen), es una mujer normal, que tenía un trabajo estupendo como relaciones públicas, pero que decide abandonar su vida para instalarse en un lugar más tranquilo. Pero pronto va a descubrir que Carsely no es precisamente ese sitio en el que ella pensó que iba a tener esa tranquilidad.

En el primer capítulo de Agatha Raisin vamos a asistir a la resolución de un asesinato por parte de Agatha, y en los 7 capítulos restantes vamos a comprobar hasta qué punto se le va a dar bien su nueva faceta.

Claro, que no está sola, la acompañan en sus disquisiciones su asistenta Gemma (Katy Wix), su mejor amigo, Roy (Mathew Horne) y su nuevo vecino, James Lacey (Jamie Glover). Todos ellos van a ir formando un inesperado equipo con Agatha y en compañía de los cuatro vamos a ser testigos de cómo la protagonista de esta serie cobra entidad como una detective más profesional de lo que ella misma llegó a pensar que sería.

Agatha Raisin
Agatha (Ashely Jensen), siempre impecable y dispuesta a resolver crímenes

Agatha Raisin es un personaje de ficción creado por la escritora británica Marion Chesney, firmados con el pseudónimo de M. C. Beaton, fallecida en diciembre de 2019, y su legado respecto a esta creación fue de más de 30 volúmenes y relatos cortos, con los que podremos disfrutar en entregas posteriores a esta primera temporada si es que llegan a producirse más.

Y está claro que queremos que las haya, porque Agatha Raisin ha sido un descubrimiento. En La Cronosfera hemos podido ver los dos primeros capítulos de la serie y os aseguramos que si el primero supone una presentación interesante del personaje, el segundo es un mucho mejor y más redondo. Una auténtica gozada a la que engancharse encantados.

El ritmo de la serie no para, y en sus 45 minutos de media por episodio hay tiempo suficiente para que el caso se desarrolle y se pueda cerrar con precisión y con un estilo propio que nos lleva a querer seguir con la compañía de Agatha en los que quedan por venir.

Humor, ironía y una manera directa de resolver los casos van a ser las características que definan Agatha Raisin como serie, mientras, por supuesto, vamos asistiendo a la forma de vida de la Inglaterra rural, aparentemente tan rígida en sus comportamientos pero en realidad tan humana como cualquier otra sociedad en la que nos fijemos. No por tener fama de estrictos van a ser muy diferentes a aquellos a los que se suele definir como más relajados. En todos sitios hay asesinos, y Agatha va a encontrarlos en su campiña.

Y de paso, nosotros nos lo vamos a pasar muy bien con ella. El aire detectivesco de Agatha Raisin no le quita el tono de comedia con el que se desarrollan sus casos y, por momentos, las carcajadas que va a provocar. Agatha Raisin es una serie muy loca cuando la acción se desmadra y el segundo capítulo va a acabar siendo una fiesta, a la que estamos todos invitados. Si el resto de episodios siguen en la misma línea podemos estar ante una de las series más divertidas de 2021. Así que a partir del lunes 18 a las 22:30 tenéis una cita en Cosmo con la que será vuestra detective favorita.

Os dejamos un enlace al avance de la serie: https://www.cosmopolitantv.es/widgets/video/?v=3995

Silvia García Jerez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.