POKEMON: DETECTIVE PIKACHU

¡La película definitiva de Pokemon, por fin!

El joven Tim es un chico tímido con un trabajo cualquiera y algo desconectado de la forma de vida cotidiana del momento: todo individuo va acompañado de un Pokemon, con el que comparte todo y con el que estrecha una relación que va más allá de la idílica entre ser humano y mascota. Un buen día, Tim recibirá una llamada de la Policía de Ryme City (la gran ciudad de los humanos y sus Pokemon) con la que recibe la noticia de que su padre, con el que no tiene ninguna relación desde hace mucho tiempo, ha muerto en un accidente de tráfico. Será entonces cuando el joven se verá envuelto en una intrigante trama acompañado del Pokemon más reconocible que existe, un Pikachu parlanchín.

POKEMON: DETECTIVE PIKACHU

‘Detective Pikachu’ es la película que hace más de 15 años tuvo que ser, y no fue. Los archiconocidos Pokemon, que arrasaron desde Japón por todo el globo por fin tienen la película que se merecen. Tras varios intentos (hasta tres se hicieron en animación) podemos confirmar que la franquicia de estos ¿animales? ya tiene sus pilares anclados como es debido. 

De ritmo trepidante y efectos especiales extraordinarios, no solo es capaz de atraparte con la evidente nostalgia de los videojuegos, también es divertida y está construida con mimo para convertir la historia en un relato fuerte y casi sin fisuras. Trabajo notable de Rob Letterman (El espantatiburones, Pesadillas) con una dirección enérgica que ha dotado de vida a estas encantadoras criaturas. Los fans quedarán encantados de volver a ver a Squirtle, Charmander, Bulbasur (con maravillosa escena incluida) y por supuesto a los Charizar, Blastoise, Gyarados, en todo un despligue sin fin de los primeros Pokemon conocidos hasta los de reciente creación. 

POKEMON: DETECTIVE PIKACHU

La película, impulsada por el fenómeno mundial de ‘Pokemon & Go’ del pasado año, a pesar de su previsibilidad, es capaz de transmitir toda esa cercanía que sentíamos hace casi dos décadas con las Game Boy. Sin el personaje principal de la serie animada, Ash Ketchum, reúne, además de al joven Tim, interpretado por Justice Smith, a la talentosa joven actriz Kathryn Newton, con quién forma un tandem más que aceptable, y los consagrados secundarios Bill Nighy o Ken Watanabe que le dan consistencia y credibilidad a los acontecimientos. Mención especial para Ryan Reynolds, “escondido”, esta vez no bajo la máscara del siempre controvertido Deadpool, sino bajo la piel del que es ya, el detective más encantador del año, que no es otro que el Pokemon más famoso, Pikachu. 

Con todavía grandes sorpresas para los fans, seguiremos la pista de una franquicia que arranca con garantías en 2019, que quizá tuvo que haberlo hecho mucho antes, pero que lo hace con decisión. Disfrutable para niños y adultos, los Pokemon vuelven para quedarse, cumplen con creces las (escasas) expectativas creadas a su alrededor demostrando que el ‘Hazte con todos’ no ha pasado, aún, de moda.

Juan Ignacio Ocaña

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *