INTELLIGENCE: Agente americano al rescate

Intelligence es la nueva sitcom protagonizada por David Schwimmer, quien tras el éxito de la serie Friends vuelve con un trabajo dentro del formato de humor de media hora al que tanto él como sus famosos amigos, que es la traducción al castellano de Friends, nos tuvieron acostumbrados.

Media hora que llega semanalmente cada viernes a Cosmo a las 22:30, momento ideal para sentarse a ver capítulos cortitos llenos de humor y de crítica social.

Porque Intelligence nos cuenta la historia de Jerry Bernstein, interpretado por Schwimmer, un agente americano de la NSA, Agencia de Seguridad Nacional estadounidense, destinado al Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno del Reino Unido para formar parte del equipo a modo de enlace con la NSA.

Jerry es un tipo engreído y orgulloso que nada más llegar pretende liderar a quienes tiene como compañeros, por lo que Christine (Sylvestra Le Touzel), directora del centro y por lo tanto jefa del equipo al que Jerry acaba de conocer, tiene constantes roces con él, mostrados más a base de miradas desaprobatorias que con enfrentamientos materializados en palabras o en actos.

Junto a Jerry, el protagonista de la serie es Joseph Harries (Nick Mohammed), un jovencito fascinado con su nuevo compañero por mucho que el recién llegado no deje de menospreciarlo.

De hecho, dentro del comportamiento indeseable de Jerry se encuentran los continuos chistes vejatorios hacia quienes lo rodean, ya sea por su aspecto físico o por lo que Jerry estime conveniente. Y así pretende ganarse la confianza y la aceptación en su nuevo puesto de trabajo… si es que en el fondo no quiere conseguir algo más oscuro y relevante.

Nick Mohammed, creador de la serie y coprotagonista junto a David Schwimmer

Seis son los capítulos de esta primera temporada de Intelligence, que ya han sido renovados por una segunda para Sky One. Ahora llegan los seis primeros a Cosmo y podremos disfrutar de ellos a partir del 15 de enero.

David Schwimmer interpreta aquí a un personaje un tanto deleznable, que en sí mismo tal vez no dispare carcajadas, pero sí lo harán las reacciones a lo que dice o a lo que hace. Sus compañeros, y su jefa, serán el contrapunto a su actitud, que puede que nos saque un poco de la historia, pero también se trata de eso, de que el personaje, al menos inicialmente, no sea demasiado de nuestro agrado para que podamos empatizar mejor con los ingleses que ocupan la oficina a la que el americano llega.

Porque Intelligence también habla de distintas culturas, de diferentes formas de ver la vida focalizadas en una oficina en la que la ciberseguridad, algo muy actual en nuestro mundo, es lo fundamental.

David Schwimmer, que nadie se lleve a engaño por lo que desprendan las historias de la serie, en realidad trabajó estrechamente con Nick Mohammed, su asistente en esta ficción, y aunque en los capítulos seamos testigos de que lo manipula y ningunea, en la vida real tiene un estrecho vínculo con él y juntos se informaron de cómo funciona la agencia de inteligencia en la realidad.

Nick Mohammed, además de reservarse el papel del asistente admirador de Jerry, es el creador de Intelligence, y juntos se entrevistaron con representantes de la agencia británica de inteligencia y muchas de las anécdotas que les contaron fueron plasmadas en los guiones y llevadas a la pantalla.

La realidad supera siempre a la ficción, es lo que suele decirse, y muchas veces la comparación entre ambas da como resultado una nueva constatación de que es así. Intelligence nos lleva directamente al funcionamiento de una de las agencias más destacadas y con más prestigio del mundo. Y a cambio tenemos una sitcom que ya ha funcionado muy bien en su país de origen, Gran Bretaña.

En La Cronosfera hemos podido ver los dos primeros capítulos de la serie y hemos sido testigos de que el surrealismo de que constan los acontecimientos que os esperan son dignos de preguntarse si de verdad la agencia británica de inteligencia funciona de esa manera. Porque por mucha exageración que se introduzca para que el humor funcione, lo que ocurre en sus dos primeros capítulos es bastante llamativo. Y aún nos quedan cuatro más para acabar la primera temporada. Así que ya estamos deseando verla y esperando a que Cosmo continúe emitiendo también la segunda.

Aquí te ofrecemos un avance de la serie: https://www.cosmopolitantv.es/widgets/video/?v=3996

Silvia García Jerez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.