ENTREVISTAMOS A JACQUES AUDIARD, director de Dheepan

Fuimos de los últimos en encontrarnos con él. Y tras toda un jornada de contínuas entrevistas, nos encontrarnos con un Audiard encantador, y se agradece. Merci.
Citados en el Instituto Francés, el director francés contestó a La Cronosfera alguna que otra cuestión sobre Dheepan, el filme ganador de la última Palma de Oro en Cannes; nos hubiera gustado hablar más con él de El Profeta o cualquiera otra de sus películas, pero el tiempo apremia y está a punto de salir para volver a casa.

Tras 8 horas de interviús, el tic-tac en contra y compartiendo mesa con un par de colegas, se pretende sorprender o seducir al entrevistado cuando llega tu turno (y más si la peli te ha gustado); sin olvidar las preguntas obvias de cualquier promo y la necesaria ayuda de una estupenda traductora. Merci.

Y no se pudo evitar, la primera cayó algo fría; casando de contestar sobre su mirada ante la inmigración y el paralelismo que establece entre los guetos de acogida y los países de origen del emigrante; defendió su oficio de director y su pasión por la magia de la ficción, en ésta y en cada pregunta.

Y terminó bromeando -justito para coger el avión- con los brazos abiertos; en plan aquí me tenéis, cual crucificado, o como afectuoso abrazo y esto es todo, amis… 

Nosotros, encantados de conocerle. Un gustazo.

                            Dheepan

P: Al repetirse las situaciones de violencia en un país y el otro, del que huye y al que llega; ¿cree que el modelo francés de emigración que refleja su película, necesita una revisión… más con la actual crisis de refugiados, más presente que cuando rodó Dheepan?

Audiard : No soy sociólogo, no soy político; soy cineasta. Son formas representación y las opiniones que pudiera tener no tiene ningún interés; los medios de comunicación ya están llenos, desbordados de opiniones de gente y nos da igual. Nos importa nada y nadie hace caso… Lo mío es el cine; puro cine. Y es el objeto de la película. Coges a alguien que no conocemos, que no tiene identidad y le doy un nombre, y se llama Dheepan y es emigrante… Eso es un gesto político.Mejor que las gilipolleces de opinión…

P: Pero qué parte de ficción y cuánta realidad hay en su película (ya comentamos en la critica a Dheepan, que su protagonista tiene una biografía similar a la del personaje que interpreta)

A: El poeta Aragón creó la expresión mentir cierto. Eso es; mentir cierto.

P: Todo el mundo comenta la violencia de sus pelicula, pero personalmente me interesa el tema de la educación como adaptación, que creo que es otro pilar en su filmografía. En el caso de Dheepan, es la niña que acude a la escuela para aprender el idioma y enseñar a sus padres. Tiene dos secuencias maravillosas pero desaparece en la parte final del filme; y aunque creo que quiere focalizar en la historia de amor de la pareja; sorprende y se echa de menos la evolución del personaje de la pequeña….¿hubo algún cambio de guión al respecto?

A: Lo siento; es verdad que ocurre esto y lo siento. En un momento dado y en cierto modo, se focalizaba tanto sobre la pareja que desaparece la niña; tienes razón… Pero la película se llama Dheepan y no rinde homenaje a los personajes femeninos… aunque quise llamarla de otra manera, pero por cuestiones de selección en Cannes que no pude cambiar el titulo después … Pero es verdad. Y también era difícil concluir con el personaje de la pequeña; pero si que hice una escena que no esta en la película, y lo lamento mucho… (y me quedo con ganas de pedirle que la incluya en el DVD; que espero ocurra) … Las películas son objetos imperfectos y estamos hablando aquí como si fuera ‘estoy en la posición del director que tengo que decir; sí, he pensado esto y he hecho esto…’ pero no, son objetos mucho más indecisos y en un momento dado, tomas una decisión como una apuesta….

P: Dheepan podría ser cualquier refugiado, ¿qué aportaba que fuera de Sri Lanka, en concreto?

A: Es una elección por eliminación. En origen, busco a alguien que no tuviera ninguna relación con la francofonía ni con el idioma francés; por tanto, no puede ser un africano, no puede ser un africano del norte, ni alguien del sudeste asiático. Así que por eliminación, llego a un único continente,a la india Y para sorpresa mía, descubro un conflicto del que no sabia nada, que no se había tratado en absoluto en Francia, no se en España… No sabia nada de la guerra de Sri Lanka hasta el punto que cuando buscaba imágenes, eran de la BBC. De repente todo eso me interesaba; de repente, por tanto, hay un lugar en el mundo donde ha habido una guerra espantosa y no he tenido noticia alguna… Me intereso y descubro rostros que no cocina y una cultura que ignoraba… Y para mi extrañamente, Sri Lanka era OT, o un lugar de vacaciones con un mar muy azul. Y me había confundido un poco… (risas)

P: Para terminar, una pregunta técnica. Por lo general en sus películas hay primeros planos y un escueta presencia musical, dando a entender que los actores mostrando las emocionales, son los transmiten, y no una banda sonora que dirige las escenas…

A: Esta película es un caso particular porque es la primera vez que no cuento con mi músico habitual, Alexandre Desplat y no se si eso, responde a tu pregunta… Bien, el hecho es que sabia que en esta película, las cosas se moverían más que en las anteriores y no quería tener música, cómo explicarme, que empiece aquí y acabe aquí -y gesticula unas marcas entre las manos-, ni minutada… Quería cosas que podían cambiar todo el rato y con Alexandre ya no era posible. Hablé con Nicolas Jaar y creo que enlaza con la pregunta; en la medida que no quería que la película estuviera demasiado fijada, fija inmediatamente… tanto el guión, el rodaje y el montaje han ido cambiando. Se han ido cambiando las cosas… en el rodaje. Y además, no hubiera podido ser de otra manera con los actores que contaba… Era la única manera de trabajar.

P: ¿Hubo problemas de comunicación?

A: No. Eso es lo que me daba miedo y luego me di cuenta que me encantaba no tener que escuchar mi idioma, abandonar mi idioma como índice de calidad… Era muy agradable.

P: La ultima y rapidito. ¿Cómo utiliza los iconos del cine, el uso de los géneros cinematográficos… Dheepan es un western, ese duelo final…?

A: El cine de género sirve, cuando lo utilizo en alguna escena, para comunicar muy rápido con el público; que el espectador te entienda perfectamente, rápidamente en algunos puntos de la historia. Permite, de repente, que el espectador fácilmente, vaya a la velocidad correcta…
Te permite atajar… Y ya… ¿Queréis que pierda el avión? ¿Sí?

Y acabando la frase, se levanta, atajando el tiempo, colocándose el sombrero y el foulard. Elegante. Muy francés.

A: Au revoir!

Adios, Monsieur Audiard!

                                     image

Por Mariló

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *