LA NOCHE MÁS LARGA: La cárcel equivocada

La noche más larga es la nueva serie española que llega a Netflix para conquistar a los espectadores ávidos de emociones fuertes. Esa es su intención, porque nos cuenta la historia de un preso muy peligroso, un asesino en serie (Luis Callejo) que es apresado por la policía y llevado a la cárcel al comienzo de una noche cualquiera, pero justo antes de que lo metan en el furgón, una llamada lo ha alertado de que algo va a cambiar en las próximas horas. Nada va a ser como estaba previsto, primero porque no lo van a llevar la cárcel que estaba programada, sino a otra diferente, que se cae a cachos y que tiene las instalaciones obsoletas, y segundo porque la idea es que el director de la prisión (Alberto Ammann) se va a negar a darle el preso a los policías que han ido a por él, y éstos le aseguran que si no lo hace por las buenas, tendrá que ser por las malas.

Está todo pensado para que esta sea una noche muy larga. La noche más larga para los interinos, una cárcel con presos peligrosos, entre ellos Cherokee (Daniel Albaladejo), un tipo imponente que no se anda con chiquitas, y con algunos otros que tienen problemas mentales. Reclusos que, junto al asesino en serie, no facilitan nada que la noche sea plácida.

Los 6 episodios de que se compone La noche más larga ocurren en esa noche. Es un intento de contar la historia a tiempo real para que todo sea más emocionante. Y eso para el espectador es un gancho.

Y es cierto que los capítulos mantienen el ritmo, que no se hace pesada, que entretiene, con un balance espléndido entre la acción y la espera de saber qué está pasando exactamente, quién es ese asesino y por qué es tan importante, por qué mantiene en jaque a presos y funcionarios dentro y a altas esferas fuera, a la espera de noticias de cómo se desarrollan los acontecimientos. Pero aunque haya mucho de lo primero y sea muy potente en ese sentido (el ritmo, la dirección y el montaje son espléndidos) es la parte del guión la que decepciona.

Luis Callejo interpreta a un peligroso asesino en serie que ha de ser escoltado en todo momento.La noche más larga
Luis Callejo interpreta a un peligroso asesino en serie que ha de ser escoltado en todo momento

Quien también está espléndido es Daniel Albaladejo. Su Cherokee es asombroso, da miedo, pero también es un personaje muy tierno. Es, posiblemente, el mejor de toda la serie. Porque Luis Callejo, protagonista en la publicidad que nos invita a verla, en el cartel que la anuncia en la plataforma, en realidad no tiene tanta presencia. En el primer capítulo sí, y resulta incluso inquietante aunque recuerde en sus maneras, en su modo de actuar, de moverse, de coger la copa de vino, a Hannibal Lecter. Sí, un Lecter lejano, de esos que no sabes bien hasta qué punto es un homenaje o una manera inevitable de dibujar a un asesino peligroso. Y de protagonizar el primer capítulo pasa a ser el motivo por el que todo esto está ocurriendo y como ya lo sabemos, se convierte en un preso más, siendo la acción que lo rodea la que adquiere el protagonismo que él le delega.

La noche más larga se va transformando y pasa de ser una serie interesante a otra que va dejando de serlo. Comprendemos que no es lo que imaginábamos y nos vamos centrando en Cherokee, el personaje que más nos apasiona. Gracias a él la serie nos mantiene atentos a nivel narrativo, pero sólo él lo consigue. Y lo cierto es que no comenzamos a verla por él, que ni está en el cartel. Pero como digo, el guión es decepcionante y nos enfocamos en lo que nos acaba llamando la atención, en lo que resulta ser su mayor acierto. De resto, por mucha acción que haya, no es suficiente para que le demos la puntuación que pensábamos que íbamos a darle cuando empezamos a verla.

La noche más larga llega a Netflix el 8 de julio.

Silvia García Jerez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.