Entrevistamos a Blanca Oteyza, Ángeles Martín y Paloma Montero: “’Cuidados Intensivos’ habla de cosas muy humanas y eso es para compartirlo”

Cuidados Intensivos está ya en sus primeras funciones en el Teatro Luchana.  La comedia -si es que tenemos que englobarla en un solo género, pues es un mosaico de emociones- escrita por Yolanda García Serrano y Laura León ha llegado a las tablas con un reparto de auténtico lujo: Ángeles Martín, Paloma Montero y Blanca Oteyza, que también dirige la obra.

Una dramedia localizada en los vestuarios de un hospital que narra el paso de los años de tres enfermeras que, además, son hermanas. Familia, amor, problemas y sexo vienen dados de la mano en una situación que enlaza escenas como si de la vida misma se tratase. Hemos podido hablar con las protagonistas sobre sus personajes, su vínculo de actrices con la obra e incluso de sus referencias pop. Allá vamos:

La Cronosfera: El nombre de vuestros personajes son Luz, Sol y Mar. ¿Sabéis a qué se debe?

Blanca: Cada una lo puede interpretar de una manera. Creo que no está puesto al azar, son tres elementos de la naturaleza potentes, necesarios, necesitados del uno del otro… Una metáfora de las tres hermanas. Esta función habla de su vinculo de su amor, de su fortaleza… Son tres mujeres muy del día a día, muy del trabajo.

Paloma: Igual de curioso que los nombres de Paloma, Ángeles y Blanca, que nos lo dijo la autora.

L.C.: En la obra sois tres hermanas muy unidas, ¿cómo se formo esta relación entre bastidores?

Ángeles: Muy fácilmente. No nos conocíamos, pero ha sido fácil porque en las tres hay ganas de abrirse, enfrentarse a un texto, a los personajes… y cuando tienes esas ganas, todo va rapidísimo. Además de la mano de nuestra directora Blanca, que también actúa, lo ha manejado muy bien, es tremendamente dulce y maneja fuera y dentro muy bien emociones, hay propuestas, escuchas, y ha manejado muy bien el tema de las improvisaciones y nos ha unido mucho

Blanca Oteyza, Ángeles Martín y Paloma Montero en plena escena.

L.C.: Blanca, eres la hermana mayor en la obra, pero también la directora. ¿Cómo ha sido la experiencia?

B: Hemos disfrutado mucho del proceso. Soy una convencida de que la dirección debe sacar de cada uno lo mejor, y bueno, son dos actrices que se han puesto en la mano y se han abierto. Hemos disfrutado, nos hemos podido decir cosas que a lo mejor lo necesitábamos.

Soy una directora a la que no le gusta ni quiere que su mano se vea en la obra, me gusta que todo fluya, y yo como actriz a lo mejor tengo algo que hago que es que todo debe estar a favor del actor y no debe haber nada que este en contra de la libertad del mismo.

L.C.: La acción sucede en un hospital, por lo que estáis compaginando drama y comedia todo el rato. ¿Cómo era el cambio continuo de un registro a otro?

P: Pues en la vida nos pasa esto todo el rato. Vivimos una situación súper dramática y de repente te alguien suelta una tontería… y te ríes. En esta obra nos pasa esto, nos pasan cosas gordas porque pasamos de los 20 a los 50, pero les salva el sentido del humo. Hay que saber enfrentar las cosas en los momentos mas difíciles, y en ese mundo de drama y comedia hay mucho amor ahí en medio.

L.C.: Hablando de las transiciones temporales, la obra se desarrolla en varias décadas distintas. Para introducirlas, habéis elegido imágenes muy representativas como Naranjito o María Isabel. ¿Cómo fue esa elección?

B: Por recuerdos. Lo primero que se me venia a la cabeza, lo buscaba, y si coincidía, ya estaba. Necesitaba imágenes instantáneas que transportase al espectador de un plumazo. No quería historias, sólo colocar al publico con cosas muy significativas. Porque Ángeles, por ejemplo como lo que mencionas, baila a María Isabel en 2005, pero a la vez también representa que el personaje está en un momento de su vida muy juvenil.

Mar, Luz y Sol antes muertas que sencillas.

L.C.: ¿En que os parecéis y diferenciáis de vuestro personaje?

P: Sol es la mediana, pero del reparto soy la pequeña… con lo cual he vivido lo que vivido Luz, porque cada lugar en la familia aunque tus padres sean lo mismos no se vive igual. Es una tía con cosas muy claras, seria y hay una parte de mí que se parece pero que a la vez se distancia porque soy muy emocional, y Sol no lo es tanto. Pero luego es una hermana que adora a su familia, que está ahí en todos los momentos y que tiene un vinculo con sus hermanas muy potentes.

Á: Qué te voy a contar… La más pequeña y la más mimada. Mi personaje tuvo una enfermedad de pequeña y me están protegiendo, y eso me genera miedo porque siempre me han llevado de la mano, con baja autoestima… Luz en eso tiene el arco más grande, empieza siendo ingenua riéndose de todo y la toman el pelo, es muy tierna y muy buena pero le van a pasar ciertas cosas… y va a tener que tomar decisiones.

Es un trabajo delicioso, y me encanta. ¿Lo que tiene Luz de mí? Que yo soy fuerte, yo me reinvento y ella también, y salimos adelante en situaciones criticas. Y bueno, que dicen ¡dicen, eh! que soy buena gente, que me da corte decirlo. Y Luz lo es.

B: Yo lo que tengo en común es o son muchas cosas o es que me está comiendo el personaje. Yo creo que los actores tenemos un baúl tan grande de experiencias, que yo pienso que siempre tienes de donde sacar. Los personajes, igual que los humanos, somos un crisol de todo bajo mi punto de vista. Puedo tener mucho en común pero puedo no tener nada que ver… Los actores tenemos una empatía que nos hace ser iguales de ellos. Blanca es vida, libertad… te podría sacar muchos puntos en común, es fuerte, sin tiempo que perder, y o tampoco. Para Mar, estas dos hermanas son su vida.

L.C.: Viendo este drama-comedia para mujeres parece que va a un público muy determinado, pero si se ve más allá parece algo que se debería ver por la lección de vida que enseña. ¿Es esto cierto?

B: A mí me parece que es una función muy bonita para compartir. Con hijos, con padres, con madres, con nietos… Se habla de la vida desde estas tres mujeres simples en el buen sentido de la palabra, me parece que es muy bonita. A mí me parece un plan muy bonito porque hay muy pocos planes que los padres puedan compartir con adolescentes o jóvenes, o cualquier tipo de combinación. Esta función es para poder reírte o emocionarte, habla de cosas muy humanas. Es un plan para compartir.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *