CAROLINA YUSTE: Hay que proteger los cines para que no les pase lo que a los videclubs

Carolina Yuste llegó a nuestras vidas, como espectadores, cuando Carmen y Lola se estrenó en los cines. Su primera película ponía ya el foco en una actriz que se adivinaba descomunal, y gracias a su Paqui, la trabajadora social que ayuda a Carmen y a Lola a que su amor sea posible, ella ganó el Goya a la mejor actriz de reparto. Actriz secundaria y revelación al mismo tiempo, porque no la conocíamos, el Goya fue tan inesperado como merecido, y a su irrupción en el cine le siguieron otros títulos hasta llegar a un año pletórico, el 2021, en el que ha estrenado El Cover, Chavalas y ahora Sevillanas de Brooklyn. Con ella hablamos de estos impecables trabajos y del posible futuro del cine, en el que esperamos verla haciendo gala de su enorme talento.

Carolina Yuste (A la izquierda) junto al equipo de la película

La Cronosfera: Encantada de conocerte porque me parece que tu presencia en el cine es comparable al torbellino que supuso Natalia de Molina.

Carolina Yuste: ¡Qué guay que me digas eso! Porque Natalia es ‘lo más’.

La Cronosfera: Cuando uno ve Sevillanas de Brooklyn uno se da cuenta de que es una comedia con un humor muy trabajado, nada grosero y muy alejado de la brocha gorda. ¿Cómo se encara una interpretación dentro de una comedia más sofisticada de lo habitual?

Carolina Yuste: A mí me llamó Maite, que es mi representante, y me dijo: ‘Nos ha llegado un guión, léetelo, es una comedia.’ Y cuando me dijo ‘comedia’ yo hago: ‘¡Ay!’ Porque desgraciadamente tenemos en este país un gran prejuicio respecto a las comedias. Y me la leí y lloré muchísimo. Y me reí muchísimo. Sólo leyéndome el guión. Llamé a Maite y le dije: ‘Vale, adelante.’

Además, sabía que dirigía Vicente (Villanueva –Toc Toc, Señoras del (h)AMPA) y Vicente es un tipo tremendamente curioso, que tiene una concepción del propio código de la comedia que me acuerdo de que rodábamos la peli y no sabíamos catalogarla. ¿Es una comedia? ¿De qué estilo? Sí, es una comedia que por momentos es tremendamente realista pero de repente parece una comedia italiana rara y de repente tiene algo de musical sin ser musical, y eso me apetecía mucho.

Además, creo que lo que cuenta por debajo del código de la comedia es tremendamente importante y creo que este tipo de películas son capaces de llegar a un público muy amplio que mientras se está riendo le están contando historias más de dramón: una familia que la van a desahuciar, prejuicios de etnia, conflicto de clases, temas que tienen muchas pelis que catalogamos como de drama social. Y con este código me parecía chulísimo jugar desde ahí. A nivel de interpretación era muy parecido al resto de trabajos.

La Cronosfera: Este tema que trata la película, toda esa locura del alquiler de pisos, ¿se da de verdad?

Carolina Yuste: Por suerte, los guionistas de esta peli son guionistas de Sevilla que conocen muy bien este tema, y eso se nota. Yo lo noté al leer el guión. No hay un turista social. Nos contaban que este tipo de intercambios existen, intercambio de estudiantes y de repente esta familia ve la oportunidad de hacerse pasar por quienes no son… para sobrevivir.

La Cronosfera: Viendo tus películas de este año una cosa me ha llamado mucho la atención: esta chica no coge una sola película donde no tenga que hablar algo de inglés.

Carolina Yuste: Ya, es verdad. (Exclama y se ríe) ¡Total! Es verdad.

La Cronosfera: Digo: debe ser una exigencia que tenga por contrato.

Carolina Yuste: Sí (Risas) Yo, o hablo en inglés o no la hago. ¿Te imaginas? Es verdad. Lo voy a ir metiendo en todas las pelis, como seña. No sé, se ha ido dando así. Me parece muy divertido poder jugar en otro idioma que no es tu lengua materna. Hay algo que da mucho susto porque una se expresa mucho mejor en su lengua, pero es muy divertido porque te permite también jugar un poco y hacer el travieso.

La Cronosfera: En la escena del vídeo, esa en la que hablas en inglés, que es muy brutal, hay un diálogo fabuloso en el que acabas diciendo: ‘Sí, habéis llegado a la Luna, pero todavía no habéis vuelto’. Imagino que cuando lo leíste dijiste: ‘Yo quiero decir esto’.

Carolina Yuste: Claro. Yo recuerdo que hubo dos frases de la peli que dije: ‘Yo quiero decir esto’. Una era cuando está en la peletería y me dice: ¿Tú sabes qué tipo de clientes son los que vienen? Y yo digo: ¿Unos gilipollas?  Yo quería decir las dos, esa y la de que no habéis vuelto, tal cual. Es que esta superioridad moral… somos el centro del mundo y no sé qué… Estáis en Narnia y no habéis vuelto.

La Cronosfera: También tienes frases icónicas en Chavalas. Esa frase final debería ser historia del cine. Es redonda. Si no fuera cine español, con el que sigue habiendo tanto prejuicio, serían frases que la gente tendría presentes para ir diciendo por la calle.

Carolina Yuste: ¡Qué bien! Hagamos un merchandising. Camisetas con ‘La chica puede salir del barrio…’ De hecho la frase no era de Desi en un principio, en el guión, y la directora estaba rodando, y con Vicky también dijeron: Creo que la tendría que decir ella. Y me tocó a mí. Son chulas. Pero al final esto no es mérito mío, es mérito de los guionistas, que hilan muy fino y saben dónde encontrar sentido en las palabras.

Carolina Yuste como Amy Winehouse en EL COVER

La Cronosfera: Hablando de momentos icónicos, creo que este año vamos a tener todos en la memoria a tu Amy Winehouse de El Cover. ¿Fue difícil crearla, con el maquillaje, la caracterización y todo lo que implicaba?

Carolina Yuste: A mí desde pequeña siempre me habían dicho que me parecía a Amy Winehouse. Mira, una cosa que teníamos. (Risas) No, en esta película, maquillaje y vestuario fueron los que casi han creado al personaje. Cuando a ti te ponen unos taconcitos así, y una falda de tubo así, y el moño así, hay algo que ya te ves. Y luego, yo era una fanática de Amy desde que era pequeña, siempre me ha causado muchísimas emociones, buenas y dolorosas, y había algo desde el lugar en el que yo quería trabajarla, desde esa fragilidad, esa vulnerabilidad, una cosa como muy pequeñita que escondía una ternura muy grande, como con muchos miedos. Y con eso, con los ensayos, el idioma, el vestuario, el maquillaje, de repente se crea algo que el director aprueba, le gusta y te dice que sigas por ahí.

La Cronosfera: Aparte de tu versatilidad con el inglés, ¿qué tal se te dan las sevillanas? ¿Tuviste que aprender a bailarlas o ya sabías?

Carolina Yuste: Sabía un poco porque tengo familia que baila sevillanas, pero, y lo digo siempre, Tercera y Cuarta me parecían dificilísimas. Nos pusieron una profe que estuvo dándonos clases y ensayamos bastante. Pero muy guay. El baile es algo que me fascina, el flamenco es algo que me vuelve loca y las sevillanas me encantan. Eso de ir a las ferias a bailar sevillanas. Yo he sido muy flamenca desde pequeña. A lo mejor me pones otro tipo de baile y me cuesta el triple, y con las sevillanas me liaba con Tercera y Cuarta, pero me gusta mucho y cuando algo te gusta mucho terminas haciéndolo y disfrutándolo.

La Cronosfera: Has hecho comedia y drama. ¿Dónde te sientes más cómoda? ¿Te gustaría hacer una película de terror?

Carolina Yuste: Me encantaría. Me parece divertidísimo. Estaría genial. Al final, el código está ahí y dependiendo del proyecto usas uno u otro. Yo soy una persona bastante intensa y a mí un dramón me gusta. Pero de repente, también me gusta mucho una comedia así como Sevillanas de Brooklyn, que nos lo hemos pasado increíble, que el equipo ha sido genial, que la historia que cuenta ha sido chulísima, que la historia que cuenta te permite jugar como actriz desde otro lugar. Me encantaría hacer un musical, también, un musical de estilo clásico. Me lo pasaría increíble. Y lo que dices, una peli de terror. Que cuenten cosas.

La Cronosfera: ¿Cómo recuerdas la noche de los Goya?

Carolina Yuste: Yo llegué a Sevilla bastante loca porque venía de estar ensayando una obra de teatro, funciones de otra y rodando una cosa, así que no me dio mucho tiempo a ser consciente de lo que estaba pasando. Llegué apresuradamente y era algo que no estaba muy previsto. Quiero decir, ya me sorprendió la nominación, y no la entendí muy bien. Era como: bueno, muy bien, pues aquí estoy.

Y recuerdo estar muy arropada. Vinieron mi madre y mi amigo Quique, vino gente súper querida y lo viví casi como una comunión de alegría, y de una especie de presentación. Esa cosa de conquistar un espacio y que de repente la gente te conozca. Yo antes no estaba visible, digamos, y esto hizo que mucha gente supiese que yo soy actriz, que pueden llamarme para currar si quieren y fue muy guay. Que tus compañeros quieran apoyarte ahí es chulísimo. Más que el premio en sí, porque ¿quién decide quién es mejor o peor actriz? Eso es tremendamente subjetivo. Creo que no se compite, sino que se comparte un momento, pero muy contenta, claro.

La Cronosfera: ¿Cómo ves el futuro de las salas? ¿La gente se va a ir animando a ir al cine? ¿Cómo ves la compatibilidad con las plataformas?

Carolina Yuste: Esto es conflictivo todo el rato. Por un lado está claro que ahora la inversión de las plataformas está dando muchísimo trabajo a muchísima gente pero a mí me parece que si no apoyamos de alguna manera, que claramente hay que inventar esa manera para apoyar las salas, terminarán yéndose al garete, porque ha sido un año desastroso y no es sostenible.

Es que no tiene nada que ver el ritual de venir al cine con tus amigos, con tu familia, o tú sola, que a mí me encanta ir al cine sola, y ver la película en una pantalla grande. Es que no es lo mismo que verlo en tu casa. Y es un poco extraño esto de que la gente sigue teniendo miedo a ir a las salas. No sé por qué, porque yo he estado haciendo una función de teatro y ha estado llena cada día. Y vas a un restaurante y están llenos. Lo que igual tenemos que plantearnos es qué está pasando para que la gente no decida comprar esa entrada.

No sé, ojalá tuviese más información de lo que podemos hacer. Desde luego, proteger los cines para que no pase lo que pasó con los videoclubs. Yo quiero tener esperanza y pensar que si la gente quiere ver la peli, irá al cine. Pero eso no solo depende de la peli sino de que alrededor, como los medios de comunicación, le den más publicidad. Que se hable más de las películas y se conozcan es también fundamental.

Silvia García Jerez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *