Brian y (su creación robótica) Charles: Dos tipos muy peculiares

Hace 15 años David Earl era un persona alejada de la vida pública en el Reino Unido hasta que un día fue descubierto por Ricky Gervais gracias a un amigo en común que le hizo llegar una cinta subida a la Red descubriendo así un talento de cómico. Ambos se pusieron a escribir varios guiones y así nació Brian Gittins (el alter ego de David) pero no fue hasta que, más tarde, a Chris Hayward (colaborador habitual del primero) se le ocurrió la creación de cierto personaje para darle un aire fresco al rancio stand-up comedy (con David a la cabeza como radio host y del que aún hoy en día reniega) que se conocía en UK por aquel entonces. Esto, un video de Facebook live en forma de vlog que se hizo viral y pocos ingredientes más hacían falta para desencadenar la química en la gran pantalla de «Brian y Charles«

La historia narra (en formato found footage) la vida solitaria de un inventor, Brian Gittins (alter ego de David), en Gales del norte. Un día se le ocurre crear un robot a partir de las piezas de una lavadora como corazón y la cabeza de un maniquí para expresarse. Mejor ejemplo del DIY no hay duda. E ingenio adulador a sus creadores: el propio Earl y Hayward (que interpreta al robot Charles) su director James Archer.

I kept expecting someone to tell me, "you need to go home".Brian y (su creación robótica) Charles
I kept expecting someone to tell me, «you need to go home»

Teniendo en cuenta que la primera incursión cinematográfica de Brian fue en «Cruce de destinos» (2010). Tras su paso por series como «Extras» o «After Life» La historia de «Brian y Charles» se ha escrito durante el transcurso de estos diez años y ha estado involucrado en el proceso que viene de un cortometraje estrenado en el 2017.

Eduardo F. Gómez

Enamorao del Séptimo arte. Chaplin, Fellini y Wilder son mis padres cinematográficos. Si usted jamás ha visto "El Apartamento" o "Tiempos modernos" jamás haremos match en Tinder. Lo sé. Nadie es perfecto.

Eduardo F. Gómez has 9 posts and counting. See all posts by Eduardo F. Gómez

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *