LUIS BERMEJO: Interpretar a Juan Carlos I ha sido un regalo

Luis Bermejo atendiendo a la prensa en la promoción de EL REY
Luis Bermejo atendiendo a la prensa en la promoción de EL REY

Siempre que interpretas a cualquier personaje es una responsabilidad. Para mí esto ha sido un regalo. Hacer un personaje como Juan Carlos I, que está vivo y que es de nuestra historia reciente… ¡Qué regalo para un actor! Y qué bonito poder interpretarle y escudriñar lo que conocemos de él a través de algunas biografías. Y qué interesante, además, con un texto de Alberto San Juan que creo que se ha basado mucho en extractos literales de cosas que ha dicho el Rey. La película es muy fiel al Rey.
Quien esto afirma es Luis Bermejo, el actor que fue hace unos años el padre de la niña de Magical Girl, al que vimos en la historia más dramática de Kiki, el amor se hace y actualmente protagoniza el anuncio de la Lotería Nacional y  está en cartel con Tu hijo, en la que tiene unas de las escenas más impactantes de la película que protagoniza Jose Coronado.
Ahora llega de nuevo a la cartelera protagonizando El Rey, la adaptación a la pantalla grande de la obra teatral del mismo título, representada en el Teatro del Barrio por Animalario, en la que una noche y durante un sueño, al Rey emérito Juan Carlos I se le aparecen distintas personalidades que han tenido, directa o indirectamente, relación con su vida.
Sobre el hecho de no haber visto previamente la obra, Bermejo lo ve casi como una ventaja: Igual mejor no haber visto la obra de teatro, porque el que la ha visto, inevitablemente hace la comparativa, y parece que en la obra había como más cachondeo. Pero es que es diferente, son dos espacios diferentes. El teatro da un intercambio de opiniones directas con el espectador.
Para su director actoral y el escritor del libreto y posterior guion, el actor Alberto San Juan, también es algo positivo porque así ves solo una película y no una versión de una obra de teatro. El cambio fundamental fue poner una cámara e iluminar para el cine, no para el teatro. El guion de la película es muy parecido al libreto teatral, simplemente se redujo el texto y se quitaron una serie de chistes que en el teatro dudaba de ellos pero tenía claro que en el cine iban a banalizar la película.

Alberto San Juan, actor, guionista y codirector de EL REY
Alberto San Juan, actor, guionista y codirector de EL REY

Resulta llamativo que todos los personajes que interpretan los tres actores en la película, los de Alberto, los de Willy Toledo, también presente, y con mucha fuerza en el reparto, o el Juan Carlos que es el único al que Luis Bermejo representa, lo hagan siendo ellos mismos. Bueno, para ser exactos, Alberto San Juan se caracteriza, y de qué manera, para dar vida a Franco, pero es la única excepción del film, el resto de los personajes son interpretados con sus personas y sin apenas cambio de voces.
A este respecto, Luis Bermejo apunta sobre su Juan Carlos: No queríamos parodiarle. El riesgo de la parodia ocurre cuando se hace una caracterización a medias, y desde el primer momento nunca estuvo eso en mente. Queríamos acercarnos al alma humana de este personaje.
Y añade cuando se le pregunta sobre que apenas sale a relucir esa voz tan peculiar del Rey que Hay algo que caracteriza al Rey. Por un lado, su voz, por otro, su campechanía y por otro, para mí, esa estructura ósea, ese tipo con esos trajes cruzados. Cuando me acercaba al personaje, si había algo característico para tenerlo presente eran esas tres cuestiones.
Respecto a la voz, en algún momento quise acercarme, como cuando jura los Principios del Movimiento, quise acercarme a su voz. Y junto con el director de la parte más actoral, que la llevaba Alberto, se lo propuse, lo compartimos y decidimos hacerlo. No hay una razón más allá. Quería que apareciera también eso, y cuando la vi el otro día me gustó que tuviera esas pinceladas.
Ser nosotros mismos en los personajes que interpretamos es contar con la inteligencia y la imaginación del público, señala Willy Toledo. Y con la voluntad del público de jugar con nosotros a esta convención: yo soy Guillermo Toledo y me visto igual que me vestía antes con Salvador Puig Antich pero ahora soy Felipe González. Y creemos que el público es lo suficientemente inteligente como para jugar a eso. Tampoco es tan difícil. Primero eso, por un lado, por otro… el tema económico… (Risas) No teníamos para pagar a cuarenta actores.
También todo eso viene de la herencia de Animalario, que hemos trabajado siempre así, añade Willy. Nos dimos cuenta hace ya muchos años de que no hace falta decorar un escenario con una estación de tren porque estés en una escena con una estación de tren. Basta con decir que estamos en la Estación de Atocha. Y empezar la escena.

Willy Toledo presentando EL REY
Willy Toledo presentando EL REY

 

No tengo miedo de lo que se dice en la película porque todo lo que aparece en ella está previamente publicado en algún sitio. Son, de nuevo, palabras de Alberto San Juan. Lo que no se afirma, sino que se pone en forma de pregunta, es porque hay indicios pero no pruebas. Le enseñé el texto a un abogado y me dijo que no había en él nada que constituyera delito, pero tal como están las cosas te pueden denunciar por todas y cada una de las escenas.
Pero Luis Bermejo deja claro que han sido especialmente delicados: Por parte del personaje que a mí me toca, el Rey Juan Carlos, lo hemos tratado con muchísima humanidad, con muchísimo respeto. Eso siempre que puedo lo digo. Igual va a haber gente que diga: ya están estos, que qué van a hacer… No, lo hemos tratado con mucho respeto. Lo que pasa es que hay que ver las luces y sombras de este personaje que nos representa. Tiene un título en la Constitución dedicado solo a la Corona. Entonces, vamos a revisar qué es lo que pasa con la Corona.
Hay una pregunta que subyace en toda la película, afirma Luis Bermejo, que es que para qué ha servido la monarquía en estos 40 años. Incluso el Rey es el que la formula. En ese sentido esta película comparte un relato, por supuesto nuestro, de los hechos, que trata de contrastar con la versión que todos tenemos de la oficial. Esta película va a posibilitar que los espectadores que vengan a verla salgan y se abra el debate.
Exacto, una de las cuestiones que se plantea uno al ver la película es cómo va a reaccionar el público cuando entre a verla. Willy Toledo lo tiene claro: Creo que al tener muy poquitas copias, una en Madrid, una en Barcelona, una en Bilbao y una en Pamplona, de momento, creo que la peli puede tener un largo recorrido. Porque creo que hay público en este país intelectualmente inquieto como para querer saber un poquito más de lo que ha supuesto la figura del Rey y la Transición en este país. Y creo que puede aguantar unos cuantos meses, incluso.
Yo creo que hay que contar siempre con la inteligencia del público, añade Toledo. En en esta película no pretendemos decir ninguna verdad pero sí planteamos muchas dudas y creo que hay gente que tiene ganas de saber, de conocer y de escuchar otros puntos de vista. Nos venden la imagen de que todos somos imbéciles, pero no es verdad. A la gente, si tú le das calidad, prefiere calidad, pero llegas a casa y si lo único que tienes es Sálvame Deluxe en cinco cadenas, no te queda otra que ver Sálvame Deluxe.
Entonces ya han convertido todos los programas en Sálvame Deluxe. Los programas políticos, como La sexta noche, es el Sálvame Deluxe de la política. Los programas de deportes, de fútbol… Antes tenías Estudio Estadio y tenías los resúmenes de los goles, ahora no. Ahora ves un bando aquí, otro aquí, insultándose, faltándose al respeto y berreando. Eso convierte a los ciudadanos en seres acríticos y sin cultura. Entonces, ¿está la gente preparada para esta película? De sobra. Por supuesto.
Al respecto de si habrá público que no quiera verla porque piense que ya se sepa lo que se va a contar en ella, Alberto San Juan es tajante: Habrá mucha gente que se sepa lo que contamos en la película. Y mucha otra gente que no. Cuando vas al teatro a ver Hamlet te la sabes. Y más aún que la historia española. Y la podrás disfrutar o no, depende de cómo esté hecha.

Silvia García Jerez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *