AD ASTRA – Una joya espacial

Ad Astra, la nueva película de James Gray que se estrena este viernes es una joya espacial. El director de ‘Z. La ciudad perdida’ regresa para solidificar el género interestelar como uno de los grandes agraciados de este siglo.

Cuenta la historia de Roy McBride, interpretado por un Brad Pitt superlativo, que viajará al espacio exterior para intentar encontrar a su padre desaparecido. En el intento descubrirá amenazas que pueden poner en jaque a nuestro planeta y se encontrará con interesantes sorpresas que le hará replantear su condición de ser humano.

Bras Pitt en As Astra

Es en los créditos finales cuando te das cuenta de que quizá Ad Astra haya dado un paso más allá en el género. Es una película intimista, reflexiva pero también entretenida. Sus aspiraciones emocionales no se separan del fastuoso entretenimiento. Gray consigue un equilibrio entre la odisea personal y la aventura exterior. Su máximo reto es poder transmitir la experiencia sensorial de nuestro protagonista y lo acompaña de una asombrosa e inabarcable vistosidad.

Es en el ámbito reflexivo donde la película adquiere otra dimensión. Apuesta por la introspección y la búsqueda de la razón de ser y sus condicionantes. Se hace preguntas que antes no habíamos visto en la gran pantalla. Más lejos de Interstellar de Christopher Nolan que de Solaris, a la que se compara en algún tramo. Sin embargo rápidamente conquista territorio conocido cuestionado y reformulado de forma diferente.

La trascendencia de la cinta y su temática fluyen con naturalidad a través de los ojos de Brad Pitt, que en su desconcierto refleja los interrogantes de toda una reflexión existencial. Profundamente sentimental, personal e intimista, deja el poso de las grandes obras. Quizá la que sostiene los mayores niveles de introspección en el cine.

Una nueva obra maestra de Mr. Gray, que maneja con soltura la historia de Roy, los magníficos efectos especiales y el maravilloso elenco que lo completan dos históricos como Tommy Lee Jones y Donald Sutherland.

El viaje ha comenzado. Ad Astra es la confirmación de que aún queda mucho que decir sobre el espacio interestelar. Lo que hay más allá de las estrellas a través del viaje más profundo hacia nuestro corazón.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *