Vimos TONI ERDMANN en Cine Lux Madrid

Cine Lux Madrid, primera muestra del cine europeo que ha impulsado la Oficina del Parlamento Europeo en España y que ha tenido lugar entre el 18 y el 20 de noviembre, proyectó el día 19 la candidata alemana a optar al Oscar 2017 como mejor película de habla no inglesa: Toni Erdmann.
Aclamada en el pasado festival de Cannes, donde obtuvo el premio FIPRESCI (Federación Internacional de la PRE(S)nsa CInematográfica)) y con cinco candidaturas a los premios del cine europeo, en las principales categorías -mejor película europea, director, actor, actriz y guion-, cuyos ganadores se desvelarán el próximo 10 de diciembre, Toni Erdmann ha ido recorriendo la pantallas con tanto entusiasmo que La Cronosfera no podía faltar a su proyección en Cine Lux.

 

El desencuentro entre Inés y su padre será más que evidente
El desencuentro entre Inés y su padre será más que evidente

¿Y qué es Toni Erdmann? La historia de un padre que trata de volver a conectar con su hija, que no vive con él en Alemania sino que trabaja para una empresa de este país situada en Bucarest, Rumanía.

Inés, joven, empresaria estresada, recibe la visita de su padre por sorpresa y, ante el ritmo de trabajo que lleva, ve a progenitor como una figura molesta, y en algunos casos hasta avergonzante.
Pero su padre no se resigna a que la joven viva de tal manera que no sepa ni siquiera contestarle si es feliz, por lo que toma una medida muy particular: inventarse a Toni Erdmann, personaje imaginario que le hará ver a Inés las cosas de una manera diferente.

Inés (Sandra Hüller), entregada al canto en TONI ERDMANN
Inés (Sandra Hüller), entregada al canto en TONI ERDMANN

Toni Erdmann ha sido definida como una comedia surrealista, y en muchos momentos lo es, caso de la brillante escena en la que conocemos al personaje que le da título a la cinta, o la de la fiesta, que quedará grabada en la memoria de todos cuantos vean la película, pero la excesiva duración de la misma, 162 minutos, no favorece al resultado.

No hay motivo alguno para que se alargue tanto, en una hora y media podría haberse contado lo mismo sin detrimento de la calidad de su contenido. Escenas como la del encuentro de Inés con su amante en el hotel o aquella en la que su padre la obliga a cantar no aportan nada a una trama que va perdiendo puntos a medida que se estira.
Pero la idea es tan buena que da lástima no darle la puntuación que ha ido obteniendo en los distintos festivales por los que ha pasado, entre ellos San Sebastián o Sevilla, en los que también cosechó distintos premios.
Probablemente consiga pasar el corte que la Academia de Hollywood realizará de entre las 85 cintas que se han mandado para lograr la nominación al Oscar, y será una de las favoritas para ganarlo, junto, tal y como todo indica, a Julieta, de Pedro Almodóvar. Pero nuestra película, de lograrlo ambas, merecerá mucho más ese puesto.
Como dato último, Toni Erdmann se estrena comercialmente en España el próximo 20 de enero. Será el momento de que todos los espectadores también la juzguen.

Silvia García Jerez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *