SEÑOR, DAME PACIENCIA

SEÑOR, DAME PACIENCIA

Polo de verano

Llegado el calor de golpe, ¿a quién no le apetece uno de esos polos muticolores que refrescan al instante? Alguno de esos que según los sabores hay que apurar antes de que se derritan, pero que igual se disfrutan hasta el final, aunque vuelva la sed o aparezca cierto empalague, una vez acabados.
Tienen su gracia y cada chupada del helado de palo resulta simpática y familiar.
Como la sensación que deja y el humor que queda en Señor, dame paciencia; que aceptamos cual comedia española de la temporada y porque es verano. 

Una road movie como de andar por casa, para un viaje de reconciliación de una familia que entre bromas y estereotipos se empeña en llevar a cabo el último deseo de la matriarca.

En una furgoneta con la Senyera pintada a un lado y la blaugrana al otro, un padre madridista y conservador (Jordi Sánchez, casi tan gruñón como su Recio de La que se avecina) compartirá kilómetros y afectos con su hijo gay (Eduardo Casanova), sus hijas (la pepito grillo, Megan Montaner y la ingenua flipada, Silvia Alonso) y los respectivos yernos (el catalán, el hippie y el vasco; David Guapo, Salva Reina y Boré Buika); mientras la urna con las cenizas de la madre (Rossy de Palma), siempre le acompaña.
Así arranca Señor, dame paciencia donde también encontramos a Paco Tous, Andrés Velencoso y Antonio Dechent, con su personaje de guardia civil que borda la sinopsis del film.

Y es este estupendo reparto coral con su guasa personal y buen oficio, el que consigue atrapar esos chistes previsibles que exprimen los tópicos que tanto gustaron en Ocho apellidos vascos y se mantienen televisivos con Ahí abajo.

La cinta con ganas de positivismo y ternura arrastra unas ocurrencias más amables que ácidas o jocosas, pero cumple su propuesta veraniega y fresca, empatizando con el ánimo de la gente, como bien apunta su director Álvaro Díaz Lorenzo, en la presentación en Madrid. 
En un chalé con piscina y aires de guateque ochentero, estuvimos más que encantados charlando con el divertido equipo. 

Señor, dame paciencia
El Guapo se nos escapó. Estuvo en la foto grupal con el director y aquí con Megan Montaner.

Álvaro Díaz Lorenzo: Todo va muy bien, por ahora, porque la verdad, sacar una película es muy difícil y dirigir también. Yo disfruto más con la escritura, que es lo que hago en mi vida, día día, pero una vez que se alían los planetas y sucede el milagro, cuando sale una película como ésta y con la suerte de tener a Warner, Antena 3 y Movistar Plus es como un sueño. Yo quería que fuese en Andalucía, en un paisaje que no estuviera tan trillado, y haber podido rodar en la costa del Guadalquivir y en el parque de Doñana fue clave.

Boré Buika: Estamos con muchas ganas de estrenar porque como ha habido mini-estrenos y hay gente que ya la ha ido viendo, pues la ansiedad crece un poco más…

La Cronosfera: La presentasteis en Málaga y ahí se habló de la inspiración confesa de tres películas: Pequeña Miss Sunshine, Peor Imposible y la francesa Dios mío, ¿qué te hemos hecho?

Eduardo Casanova: Me parecen joyas. Son de las mejores comedias de los últimos años, con lo cual, son muy buenos referentes.

Salva Reina: Lo que cuenta es que la historia sea buena. La mayoría las habíamos visto; quizá la francesa, menos, pero creo que todas las referencias pertenecen más al guión. A la hora de afrontar el trabajo con nosotros, fue un trabajo individual…

Boré Buika: Pero también es importante la relación con los compañeros. Son muchas emociones y son trabajos en los que te entregas, así que si no empalizas, al final es un rollo… Salva y yo ya nos conocimos, así que fue como reforzar lo que se veía venir; pero con los demás ha sido un descubrimiento y es lo que hace que todavía a día de hoy, quedemos con asiduidad, como si todavía estuviéramos rodando.

Jordi Sánchez: Es muy importante pillar el tono en una comedia porque hay muchas posibilidades. Hay que entenderse desde el principio y más viniendo cada uno de sus curros anteriores; era vital. Y ensayamos mucho, también. Yo no conocía a nadie y de repente, estás con todos comiendo y cenando como en una familia.

L.C.: Y qué rodaje: fuera de casa, al lado de la playa…

Salva R.: Imagínate, al final del verano y en Málaga. Fue como una especie de campamento de verano, porque aunque estábamos currando, se hizo ese punto vacacional.

Eduardo C.: Creo que ese es el éxito de la dirección de de Álvaro. Lo importante era crear vínculos entre nosotros y lo ha conseguido. En nuestro caso, para la relación de los hermanos, ensayamos mucho. Generar buen rollo ayuda y creo que se transmite.

Salva: Trasciende a la pantalla. Te puedes reír más o menos, pero hay ese buen rollo.

Edu Casanova y Boré Buika

Jordi S.: No tuvimos ningún problema de egos. Las chicas se lo montaron un poco por su cuenta, alquilando un coche y viajando por la zona, y los chicos nos dimos a comer y beber. (risas)

Álvaro D.L.: Y a salir los fines de semana por la noche, que también está my bien.

L.C.: Se nota que lo pasasteis bien, incluso dentro de la furgona con todo el calorazo. ¿Propusisteis algún cambio de secuencia para evitarla?

Eduardo C.: (risas) Yo lo intenté una vez. Y logré sentarme en el asiento más adelante que daba más el fresquito, porque lo de atrás era horrible.

Silvia A.: Yo le sugerí a Álvaro directamente quitar bloques, no sólo secuencias (risas). En algunas, me movía para que no se me viera…

Megan M.: Esa cara de no puedo más.

Silvia A.: Pero palmábamos todo el rato (risas)

L.C.: Megan, tú además estabas embarazada…

Megan M.: Sí. Y sólo Silvia lo sabía. Hubo días muy malos con muchas ganas de vomitar, por los olores en alguna carretera, algunos horrorosos…

L.C: ¿Y qué tal fue el rodaje de la canción?

Eduardo C.: La hicimos varias veces, pero ha quedado bien, ¿verdad?

L.C.: Álvaro, ¿por qué elegiste ese tema para la canción de la madre?, ¿es uno de tus favoritos?

Álvaro D.L.: Me la propuso el productor José Manuel Lorenzo que también produjo Hoy no me puedo levantar y es íntimo de Nacho Cano, pero es que es perfecta para la historia; como la de Bombai que tampoco es nueva. Tenía hasta video y nosotros sólo hemos hecho un nuevo montaje con escenas de la película, que está gustando mucho.

L.C: ¿Costó encontrar la furgoneta? 

Álvaro D.L.: Pedí el modelo de Pequeña Miss Sunshine pero no pudo ser. Al final, no es la misma, pero enseguida encontraron ésta que vino con este color…

Jordi S.: Antigua, sin aire acondicionado y con tendencia a calarse (risas)

L.C.: Jordi, tu personaje podría ser primo hermano del Recio televisivo.

Jordi S.: Es verdad. Ambos son intransigentes, radicales e intolerantes pero la clave es distinta, porque en la comedia situación los personajes nunca cambian, no evolucionan y hasta el público se adelanta con sus reacciones porque ya les conocen. Pero en la comedia, el personaje se da cuenta y cambia; así que este señor, que está solo y es muy torpe, tiene que aprender y mejorar.

Señor, dame paciencia
Jordi Sánchez (con R. de Palma)

L.C.: La mayoría venís de series de televisión con otro ritmo, ¿dónde os sentís más cómodos…?

Salva R.: ¡En el sofá de mi casa! (risas)

Boré Buika: De esos chaise longe, ¡un gran cheslong! (risas)

Salva R.: De los que te hundes, sí… Ahora en serio; se trabaja donde hay trabajo, pero te digo que a mi lo que más me gusta es el teatro.

L. C.: Y tienes una sala en el circuito off de Málaga, ¿qué tal va?

Boré Buika: La Cochera Cabaret. ¡Es una maravilla!

Salva R.: Sigue abierta (risas), que ya es, y este domingo cumple cinco años.

L. C.: Pues mucha mierda y futuro.

Salva R.: Me encanta oír en la misma frase: teatro y futuro.

L. C.: Ha pasado casi un año del rodaje de Señor, dame paciencia y ahora con la promo vuelven las anécdotas pero ¿qué secuencia recordáis sin poder parar de reír?

Boré Buika: La secuencia en la piscina y las hamacas (Y Salva comienza a reírse contagiosamente) Salva estaba en una tumbona y yo en una colchoneta. Tenía que transmitir tranquilidad y estar relajado, pero la postura…

Salva R.: De relajadito, nada (risas)

Boré Buika: Y oyendo continuamente esta risa y no podía. ¡Hasta 20 tomas hicimos! El equipo quería irse pero ya ni habla tensión, porque sabían que en la siguiente tampoco me saldría (risas)

Salva: Pero es que lo más gracioso es que él había elegido la colchoneta porque creía que era la mejor; en plan, ésta para mí que aquí voy a estar agustísimo. Yo no podía y si te fijas en la peli, se me ve descojonándome…

Boré Buika: Y fíjate que Salva era mi mayor confidente; ya te digo que era el único al que conocía y eso supone que te apoyas más en él, pues no fue así y en esa desnudez me sentí muy solo y fue muy duro, la verdad… (risas)

Salva R.: Y encima se enfadaba.

Boré Buika: Muchísimo, porque al final quería que me saliera y no podía.

Álvaro D.L.: Y el pobre se caía porque no se podía sujetar… Me sigue dando risa pero se fue cabreando, es verdad, y yo le decía ¡venga, Boré, relájate!

L.C.: ¿Con qué compañero se ha tenido más paciencia?

Boré Buika: Con Velencoso (risas)

Salva R.: Ná, eso son pelotas fuera… ¡Cómo no está aquí!

Eduardo C.: Quizá conmigo, la verdad. Yo estaba bastante estrenado porque venía de otra peli y por la noche esta montando, no sé si es acordáis…

Silvia A.: Y por la noche a Edu le daban brotes (risas)

Eduardo C.: Además soy muy intenso y se que puedo llegar a saturar.

Megan M.: Pero Edu te hace reír todo el rato y eso es genial.

Megan Montaner, Eduardo Casanova y Silvia Alonso

L.C.: Para acabar, contadnos vuestros próximos proyectos.

Álvaro D.L. : Yo ya tengo una nueva comedia para dirigir, también en Andalucía y con Antena 3. Si todo va bien, estaremos rodando a finales de año.

Jordi S.: Yo empiezo en Septiembre la nueva película de Juana Macías, co-protagonizada con Silvia Abril haciendo de pareja. Y no puedo decir más.

Silvia A.: Por mi parte estoy en una peli que está ahora en postproducción, que se titula Yo soy el mayor de tus problemas de Clara Martínez-Lázaro y también con una serie de Antena 3, Tiempos de guerra, que creo que se estrenará en otoño.

Megan M.: Yo entro ya en Velvet.

Eduardo C.: Y yo con mi nueva película en la cabeza.

L.C.: ¿Qué tal va Pieles? ¿Cómo ha ido el primer fin de semana?

Eduardo C.: Va muy bien y estamos muy contentos, Está funcionando pese a haber salido con pocas copias, pero van aumentando y se llenan las salas donde se proyecta. Pero ya te digo que estoy escribiendo mi próxima peli…

Megan M.: ¡Es que no para!

Es cierto porque mientras nos contesta y se disculpa, se mueve nervioso en la silla a la vez que wassapea. Y no se pierde nada, aunque nos tiene a todos pendientes. Pero como bien dice su compi Silvia Alonso; con Edu te quedas como hipnotizada. Y Edu entre el desconcierto y la complicidad, estalla en una gran carcajada.

Y volvemos a reírnos.

Esperamos que alguna que otra risa se les escape viendo Señor, dame paciencia.
Y de paso, que pasen un buen rato en el cine con su aire acondicionado incluido.

 

Mariló C. Calvo

4 comentarios sobre “SEÑOR, DAME PACIENCIA

  • el junio 26, 2017 a las 12:36 pm
    Permalink

    La he disfrutado un montón, sales del cine con una sonrisa de oreja a oreja

    Respuesta
  • el junio 26, 2017 a las 12:39 pm
    Permalink

    Fui a verla este finde y la recomiendo una barbaridad, risas aseguradas

    Respuesta
  • el junio 26, 2017 a las 1:12 pm
    Permalink

    El reparto es maravilloso, solo por los actores merece la pena ir a verla al cine!

    Respuesta
  • el junio 26, 2017 a las 1:17 pm
    Permalink

    La he disfrutado un montón, sales del cine con una sonrisa de oreja a oreja

    Respuesta

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *