El Romance de LA EXCEPCIÓN A LA REGLA

La excepción a la regla,
extraña historia de amor
entre una chica aspirante a actriz,
Howard Hughes y su conductor.
Por un lado el aviador y la joven,
que no es un trío, no señor;
el conductor también la quiere
pero una novia frena la pasión.
Estamos en los años sesenta,
Howard Hughes era amo y señor
de un Hollywood decadente,
la sombra de su fulgor.
La excepción a la regla
retrata al aviador y productor,
exponiendo su locura su excentricidad y su humor.

La excepción a la regla
Frank Forbes (Alden Ehrenreich) y Marla Mabrey (Lilly Collins) en LA EXCEPCIÓN A LA REGLA

Warren Beatty, leyenda vida del cine
es el escritor y director,
responsable primero y último
de este enorme películón.
Sí, es un fiilm muy notable,
que retrata a la perfección
cómo fue la locura de Hughes
en Hollywood, esa manga institución.
Con el helado como leit-motiv
Howard va cambiando de opinión,
ahora quiero esto, ahora lo otro
exigiendo desde la sombra y de relifón.
Porque Hughes vivía a contraluz
desconcertando a su batallón,
a su euipo de ayudantes,
pendientes de la próxima petición.

La execepción a la regla
Frank, el conductor de Howard Hughes (Warren Beatty), comiendo con él.

Warren Beatty está fantástico,
su trabajo merece admiración
no está tan mayor como dicen,
la edad es solo una observación.
Está claro que sabe lo que hace,
aunque pueda parecer que no,
porque La excepción a la regla
tiene momentazos de ovación.
Pongamos como ejemplo
la escena del avión,
una gozada muy estresante,
un vuelo de impresión.
Pero también es fabuloso
el encuentro de Howard y el conductor,
una caminata en pasarela
que acaba en un plano abrumador.

Warren Beatty vuelve al cine con LA EXCEPCIÓN A LA REGLA

La excepción a la regla
tiene otro punto a su favor
y es un reparto de lujo,
nombres de auténtica fascinación.
Matthew Broderick, Alec Baldwin,
Candice Bergen, Martin Sheen,
Lilly Collins, hija de Phil,
Ed Harris o Annette Benning.
Todos ellos entran y salen
es coral este cartelón,
y lo único que se puede
es admirar tanta precisión.
Porque todos brillan en sus momentos,
todos, en este dramón,
uno que recorre el Hollywood
que Warren Beatty vivió.

Silvia García Jerez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *