La Llegada: Denis Villeneuve se consagra en Hollywood

La llegada de unas naves extraterrestres a la Tierra plantean la pregunta de por qué están aquí. De cara a intentar resolver el enigma, los militares reclutan a una experta lingüista que sea capaz de descifrar los mensajes que los alienígenas nos lanzan.

El Coronel Weber se encarga de reclutar a la doctora Louise Banks en LA LLEGADA
El Coronel Weber se encarga de reclutar a la doctora Louise Banks en LA LLEGADA

Más allá de la expectación creada por La llegada, nuevo trabajo de un genio canadiense llamado Denis Villeneuve, hay que hacer una advertencia: se trata de una película que no te esperas. Una vez dicho esto, ya podemos entrar a alabarla, que es lo que la cinta merece y pide.

Un tempo inusual para una gran producción estadounidense, contándolo todo a un ritmo inesperado, con la dedicación que requiere cada momento, un montaje colosal que maneja con asombrosa sabiduría las necesidades de la historia y unos efectos especiales que, para tratarse del género de la ciencia ficción, destacan más por su ausencia que por su relevancia dentro del aspecto visual de la cinta.
Denis Villeneuve, ya se ha apuntado antes, no es cualquier director. Asombró al mundo cuando en 2011 estrenó Incendies y la Academia la nominó al Oscar a la mejor película de habla no inglesa. Título estremecedor donde los haya, Villeneuve no dejó atrás su sello cuando Hollywood requirió su talento para el cine norteamericano, y así nos brindó joyas que tal vez en otra filmografía serían impensables: la desconcertante Enemy, la durísima Prisioneros o la implacable Sicario.

El trabajo de la doctora Banks comienza a dar sus frutos
El trabajo de la doctora Banks comienza a dar sus frutos

Habiendo demostrado que puede hacer con la cámara lo que quiera, tocando el género que le dé la gana y seguir siendo un maestro admirable, detiene ahora sus ojos en la ciencia ficción para contar, en La llegada, algo único, alejado de clichés que ya parecen inevitables, aproximándose al mundo alienígena con la óptica del cine que de verdad se interesa por él en lugar del que se decide a explotarlo comercialmente.
Tal vez por eso La llegada llamará la atención debido a su escasa empatía con otras películas de ritmo desenfrenado y diálogos frenéticos llenos de humor cercano, pero Villeneuve pretende ser más concienzudo con una situación que perfectamente podría llegar a darse aunque todavía, si es que el todavía es pertinente, no tengamos la seguridad de que así vaya a ser.
Pese a todo, a ser concienzuda y meticulosa, no es enrevesada, de hecho se aleja bastante de ese ejemplo cercano de la ciencia ficción con fama de inaccesible que es Interstellar, de otro grande, aunque no tanto, como Christopher Nolan.

Amy Adams, espléndida protagonista de LA LLEGADA
Amy Adams, espléndida protagonista de LA LLEGADA

No, La llegada es una película que expone con sencillez la meta a la que esperábamos llegar, aunque el camino hacia ella no sea como inicialmente pueda imaginarse. Silencios, tranquilidad ante las prisas, estudio intenso y dedicación absoluta son algunas de las herramientas con que la doctora, a la que interpreta de forma magistral la estupenda Amy Adams, trabaja para solucionar un enigma que cambiará el mundo tal y como lo conocemos.

También a base de buen hacer Denis Villeneuve puede cambiar el acercamiento del cine al terreno alienígena y convertirse en un referente para el género. Alguien tenía que conseguirlo y Villeneuve, el hombre que vino de Canadá para escribir su nombre en el lado adulto de Hollywood, parece que es quien lo ha logrado.

Silvia García Jerez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *