Enrique Iznaola: ‘Miguel Picazo fue un maestro’

Con el estreno de La tía Tula en 1964 Miguel Picazo entró por derecho propio en la historia del cine. Era su primera película y con ella revolucionaba una industria que siempre estará en deuda con él. Decenas de cineastas han aprendido de su trabajo, desde el de aquel entonces hasta el largometraje Extramuros, que puso fin a una admiradísima carrera. Enrique Iznaola, amigo del genio, presenta Miguel Picazo, un cineasta extramuros, y La Cronosfera habló con él por tan esplendoroso motivo.

 

Miguel Picazo
Miguel Picazo, director de LA TÍA TULA, interviene en el documental MIGUEL PICAZO, UN CINEASTA EXTRAMUROS, dedicado a su figura

La Cronosfera: ¿Cómo nace la idea de hacer este documental?

Enrique Iznaola: Este documental nace de la línea de trabajo que ha desarrollado la Diputación de Jaén sobre Miguel Picazo desde el año 2004, en la que a través de publicaciones de sus guiones, exposiciones y otras acciones se ha intentado reivindicar su figura. Esta institución fue la primera en unirse al proyecto cuando se puso en marcha. A título personal te diré que todo nace de mi amistad con Miguel.
L. C.: ¿Por qué titularlo ‘Miguel Picazo, un cineasta extramuros’?
E. I.: Se trataba de un juego de palabras con el título de su última película, a la par que se hacía alusión a su forma de rodar alejado de cánones e imperativos de los productores.
L. C.: El comienzo se sitúa en un cine de verano lleno. Ya ver un cine lleno es pura nostalgia.
E. I.: Si. En general toda esta obra está llena de nostalgia, a la par que busca ser un homenaje no solo a Picazo, sino a su generación.
L. C.: ¿Fue fácil conseguir que participaran en el documental figuras como Eduardo Noriega, Fernando Trueba, Emilio Gutiérrez Caba, Carlos Saura o Víctor Erice, por citar solo a algunas?
E. I.: Afortunadamente todos se mostraron muy entusiasmados con la idea de colaborar en este trabajo que rinde homenaje a Miguel. Lo complicado fue cuadrar agendas en los plazos del rodaje.
L. C.: Una de las anécdotas que más llama la atención de la película es la que cuenta Carmen Maura a propósito de “Extramuros” y de cómo fue elegida para interpretar la película, ¿cómo reaccionaste al saber la historia?
E. I.: A mi me resultaba muy divertida, y la forma en que lo cuenta Carmen aún más. Realmente sorprende la forma en que ella llegó al proyecto, sobre todo después de ver lo maravilloso de su trabajo en la pantalla.
L. C.: Hay un momento en que Carlos Saura reflexiona acerca de lo que supusieron aquellos directores, Picazo, Berlanga, que salían de la Escuela de cine y que podían hacer sombra a los que estaban entonces haciendo películas pero, ¿no crees que eso es inherente a todas las épocas del cine? ¿A ahora mismo por ejemplo?
E. I.: Posiblemente sea así entonces y ahora, además ya sabemos cómo es España.
L. C.: Fernando Lara afirma que la faceta como actor de Miguel Picazo es algo anecdótico y Eduardo Noriega califica de extraordinario su don para la interpretación, ¿crees que el Miguel Picazo actor merece una revisión para otorgarle más fama?
E. I.: Podría ser, ya que tenía unas excelentes dotes para la interpretación, con una voz y unos registros espléndidos.

Enrique Iznaola
Aurora Bautista en LA TÍA TULA, de Miguel Picazo

L. C.: Me parece preciosa la anécdota acerca de “La tía Tula” presentada al Oscar por el distribuidor americano. Un Oscar moral para nuestro cine.
E. I.: Fue una injusticia que la película no representase a nuestro país en los Oscars. Hubiera tenido posibilidades y hubiera servido para darle más proyección internacional a su autor.
L. C.: ¿Qué ta ha emocionado más a la hora de hacer este documental?
E. I.: El recuerdo de Miguel , un maestro y un buen amigo que perdí antes de que pudiera ver en la pantalla esta obra.

En su faceta como actor Miguel Picazo estuvo, entre otras películas, en TESIS, de Alejandro Amenábar

L. C.: ¿Has dejado mucho material fuera que te haya dado pena no incluir?
E. I.: Teníamos muchas horas de entrevistas, tanto a Miguel como a diferentes participantes en el proyecto que hemos dejado fuera y fue difícil sacrificar muchos testimonios.
L. C.: ¿Qué has aprendido de Miguel Picazo que no supieras?
E. I.: Su esfuerzo y valentía. Ya lo conocía pero ver la admiración que ha provocado en tanta gente no deja de sorprenderme.
L. C.: Por último, ¿qué ha supuesto para ti hacer este documental con el propio maestro?
E. I.: Soy un privilegiado por contar con su apoyo en este proyecto y el rodaje me ha dejado muchos momentos inolvidables. Aun hoy emociona encontrarse en una sala y presentarlo ante el público.

Silvia García Jerez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *