NOS VEMOS ALLÁ ARRIBA

Nos vemos allá arriba tiene lugar en la I Guerra Mundial y cuenta la historia de dos pícaros, un dibujante desfigurado en la contienda y un antiguo contable al que dibujante salva la vida en ella. Ambos se asociarán para montar una curiosa estafa relacionada con los monumentos a los caídos en la contienda. Basada en una novela de Pierre Lemaitre, escritor conocido sobre todo por sus novelas negras,

Leer más

Sicario: El Día Del Soldado: Nuevos Reclutamientos

podría ser catalogada como película fronteriza, tanto por donde se enclava (la frontera México/USA), como por el hecho de poder ser considerada como continuación colateral de la primera Sicario, que firmara más que correctamente Denis Villeneuve, con la que comparte parte de personajes, parte de título y parte de paisaje. Todo ello para brindarnos una historia árida sí, pero con relativas balsas de aceite palomitero. El Día Del Soldado es disfrutable, asumible y trepidante pero, quizá demasiado concebida para ser disfrutada en megasala y no en cine estudio

Leer más

CASI 40: La amargura de la madurez

Una road movie musical en la que los recuerdos van flotando de escena en escena en diálogos que los dos protagonistas mantienen a lo largo de la película. El planteamiento es magnífico y se podría hacer con él una joya. De hecho, las road movies suelen ser maravillosas. Pero pese a que el planteamiento sea estupendo, como digo, y una gran oportunidad para plasmar con realismo y sensibilidad el desencanto de la madurez, Casi 40 no acaba de cuajar. Y son varios los factores por los que no logra alzar un vuelo que tiene al alcance de la mano.

Leer más

TULLY

Tully es una madre de tres hijos con una depre post parto por una linda cabroncilla, llorona y nocturna, que le hace cuestionarse su maternidad. Tras a dar a luz, su barriguita perdura mientras acumula un agotamiento que comienza a alterar su día a día. Superada por las tareas y el rol de madre, su hermano le regala una niñera para que pueda dormir; una super nanny de medianoche que llega al rescate de la mami, sin olvidar a la persona, cuidándola entre pegatinas, biberones, algo de terapia zen y cierta mala leche.
Divertida, optimista y con esas pullitas con cariño que llevan la firma de Diablo Cody en el guión, Tully muestra la maternidad actual sin aderezos, huyendo de los tópicos y de esas ‘malas madres’ cuestionadas que se verán felizmente identificadas… queriendo seguir trayendo recién nacidos a este mundo.

Leer más