Bosch (Contiene spoilers de la cuarta temporada)

Siempre me ha llamado la atención la gente que busca su propio camino. Por eso desde que conocí a Hyeronimus ‘Harry’ Bosch me enamoré de él. Existen 24 novelas de Michael Connelly en las que aparece y, sin embargo, yo no lo conocí por ninguna de ellas. Llegué a él a través de Bosh, la serie de Amazon Prime Video que lleva su mismo nombre.

Hyeronimus ‘Harry’ Bosch
Hyeronimus ‘Harry’ Bosch

No fue una de las primeras series que devoré cuando la plataforma de streaming de Amazon desembarcó en España. Pero un día me decidí a darle una oportunidad y temporada tras temporada me he ido enganchando al personaje.

Hemos visto a Bosch lidiar con su mala reputación y una opinión pública en contra. Ha sido objeto de una comisión de investigación. Ha perseguido casos de corrupción interna dentro del Departamento de Policía de Los Ángeles. En casa ha vivido el (des)amor y algunos problemas con su hija adolescente. Todo ello afrontado con frialdad y dureza. Parece que su pasado lo persigue tan implacablemente como él hace con sus sospechosos.

El personaje interpretado por Titus Welliver está lleno de matices. Bosch es un ex-combatiente de Irak de brazos tatuados con una solitaria forma de vida. Vive en una casa a las afueras de Los Ángeles que no eligió por la terraza o por sus tremendas vistas, sino porque sólo tiene un lugar por el que alguien puede entrar y salir… Podría decirse que es oscuridad en un noventa por ciento, pero hay un diez por ciento de él que es magnetismo puro, una parte de él que atrapa, quizá porque se adivina tristeza, nostalgia, amor…

En esta cuarta temporada lo vemos afrontar tramas muy personales. Ha continuado buscando al asesino de su madre hasta dar con él. Pero, sobre todo, ha tenido que presenciar cómo disparaban a Eleanor frente a él. Y tras ver su reacción, ¿cómo no pensar que ella ha sido el amor de su vida?

La profundidad que empieza a cobrar el personaje es insondable. Como buen detective de novela negra, vive atrapado de las calles de Los Ángeles. La serie, rodada en escenarios naturales de la propia ciudad, cuenta con ella como un personaje más de la trama. Al igual que el Departamento de Policía de Los Ángeles, el famoso LAPD, otro personaje más. (Inclinamos la cabeza y guardamos respeto a Steve Bochco y su La ley de Los Ángeles. Con él empezó todo.)

Tranquiliza saber que ya está firmada una quinta temporada. No obstante, Bosch era la serie más vista de Amazon hasta ser desbancada por Sneaky Pete. Ahora, mientras esperamos que vuelva, nos quedan las novelas de Connelly.

 

@thingshunter 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *