BLANCA SUÁREZ: nuestro tesoro

Blanca Suárez ha conseguido ser uno de los rostros más populares del panorama audiovisual de nuestro país, entendiendo como audiovisual tanto la pequeña pantalla como la grande. Aún no ha tocado el teatro, pero como buena intérprete nacional que es, habría que apostar por el hecho de que algún día se decida a subirse a las tablas, posiblemente la prueba más dura para un actor, como muchos que ya lo han hecho admiten que es.
Tras el éxito cosechado por la mini serie Los nuestros y por la mastodóntica producción de TVE Carlos, Rey Emperador, Blanca también ha recibido aplausos gracias a su último estreno en salas, Mi gran noche, su primer trabajo a las órdenes de Álex de la Iglesia. Era el primero porque actualmente tiene en postproducción El bar, cinta coral que incluye su nombre en el reparto.

El reparto de MI PANADERÍA EN BROOKLYN al completo
El reparto de MI PANADERÍA EN BROOKLYN al completo

Estos días es noticia debido a su último estreno, Mi panadería en Brooklyn, película española rodada en Nueva York que pese al carácter latino de su concepción, está hablada en inglés.
Se trata de una comedia romántica en la que dos primas heredan una panadería y sus distintas formas de ver el negocio las enfrenta hasta que una causa común logra unirlas: el posible desahucio del local que ahora deben reflotar.
Blanca Suárez no es ninguna de ellas, sino una decoradora cuyo personaje es muy secundario en la historia pero muy necesario no solo para las labores de acondicionamiento del establecimiento sino para desenmascarar una de las tramas de la cinta.

Blanca Suárez en un momento de la película que ahora estrena
Blanca Suárez en un momento de la película que ahora estrena

Pero por supuesto, contar con ella en el reparto de una película es siempre una buena noticia. Su nombre evoca dulzura y belleza, a la espera de que los productores le den la oportunidad de interpretar a una villana o a una mujer con un lado oscuro muy pronunciado.
Hasta entonces, su imagen es la de una actriz que le aporta luz a la pantalla y que genera muchos comentarios positivos, además de buenos rendimientos en taquilla, caso de Perdiendo el Norte, en la que a pesar de la condición coral de dicha comedia, ella se situaba a la cabeza del cartel.
Nuestro cine, y en realidad todas las cinematografías, necesita de estrellas como ella, que sepan arrebatarle suspiros a los espectadores. Si en Estados Unidos tienen a Scarlett Johansson, en Inglaterra a Keira Knightley o en Francia a Léa Seydoux, nosotros la tenemos a ella. Blanca Suárez es nuestro tesoro.

Silvia García Jerez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *