Una escapada a Valencia: El Hotel de la Playa

La decoración del local, actual y minimalista, con predominio, casi total, del color blanco exhala buen gusto. Está todo tan limpio y bien colocado, tan cuidado, que parece casi que lo estés estrenando. Es una maravilla. Y la comida, a muy buen precio y de una calidad y elegancia en la elaboración, admirable.

Leer más

Txa Tei – Un excelente descubrimiento (¿o un japonés por descubrir?)

La carta es extensa e interesante, con muchos platos que dan ganas de probar y, al menos por los que probamos, todas las opciones merecen la pena. Los niguiris están todos espectaculares, con un arroz exquisitamente cocinado, un corte de pescado extraordinario y una salsa de soja con un sabor lleno de matices. Delicados y excelentes, tanto los más tradicionales como los flambeados. Los makis de atún picante con crujiente, buenísimos. Después de estos dos platos ya te das cuenta, aunque no seas un experto, de que este restaurante, a pesar de no tener precios excesivos, juega en otra liga que nada tiene que ver con la multitud de japoneses de “segunda división” que brotan como setas en la capital

Leer más

Restaurante Alamillo

El Alamillo es un restaurante mixicano que está bien para ir con amigos con presupuesto moderado y apto para ir con niños, sobre todo, si se piden los Nachos se Jamón y queso y, preferiblemente, en verano cuando ponen una agradable terracita en una zona peatonal (o eso me han contado) donde los niños pueden jugar sin peligro

Leer más