Animales fantásticos y dónde encontrarlos

El escritor Newt Scamander (Eddie Redmayne) llega a Nueva York para hacer escala en su viaje alrededor del mundo recopilando animales fantásticos, pero algo lo detiene en la ciudad de los rascacielos: por un lado, un no-mágico, Jacob (Dan Fogler), un hombre que se interfiere accidentalmente en el trayecto de Scamander, y por otro la fuga de uno de los animales que el escritor parece tener a buen recaudo.

Newt Scamander (Eddie Redmayne) a su llegada a Nueva York
Newt Scamander (Eddie Redmayne) a su llegada a Nueva York

Animales fantásticos y dónde encontrarlos podría considerarse una precuela de la saga de novelas y películas de Harry Potter, ya que se trata de uno de los libros de texto con los que el aprendiz de mago tiene que contar en su primera aventura, aquella titulada Harry Potter y la piedra filosofal, al recibir junto a la carta de Hogwarts la lista del material escolar.

J.K. Rowling, creadora del universo de Harry, escribió, una vez concluidas las siete novelas sobre su famoso personaje, la que tiene lugar setenta años antes del inicio de la aventura, la que firma Newt Scamander y en la que se detallan las 75 especies de animales fantásticos que el protagonista de esta historia encuentra a lo largo del mundo. Y es la misma Rowling la que, por primera vez, adapta su obra a la pantalla grande.

Jacob Kowalski (Dan Fogler), Newt Scamander y Propertina Godlstein (Katherine Waterston)
Jacob Kowalski (Dan Fogler), Newt Scamander y Propertina Godlstein (Katherine Waterston)

La cinta, destinada sobre todo a los amantes de la saga, es un despliegue de fantasía, acción, efectos especiales y conocidos actores dándole lustre a las imágenes. Todo muy a lo grande, muy excesivo, hasta el punto de que la acumulación llega a saturar y resulta agotadora.

La enorme cantidad de animales exhibidos, que subrayan la admirable imaginación de su autora, rebosan el límite de lo asumible por un relato entretenido y pueden llegar a sacar al espectador de la diversión esperada.
Lo mismo ocurre con tantos efectos visuales, necesarios, desde luego, pero si se abusa de ellos corren el riesgo de ser un estorbo para la correcta continuidad de una película que se detiene demasiado en los fuegos artificiales que el mundo de la magia proporciona.

Pero no todo es negativo en esta extensión del universo de Harry Potter, como J.K. Rowling la ha descrito, y en Animales fantásticos y dónde encontrarlos se dan cita grandes ideas, como ese maletín donde todo cabe y que para todo sirve, estupendos escenarios, personajes admirables como el de Queenie Goldstein (Alison Sudol), hermana de la protagonista, Propertina Goldstein (Katherine Waterston) y más secundaria de lo que debería, y otros tan llamativos como el que interpreta un Ron Perlman extremadamente caracterizado.

Aquí volvemos a encontrarnos con el universo fantástico de J.K. Rowling
Aquí volvemos a encontrarnos con el universo fantástico de J.K. Rowling

En Animales fantásticos y dónde encontrarlos podemos ver a un Colin Farrell confirmando su zigzaguenate trayectoria de brillantes y discutibles trabajos, siendo este caso un gran ejemplo de los últimos, a Samantha Morton, a la que muchos recordarán del film de Steven Spielberg Minority report o al mítico Jon Voight, cuya escasa intervención en esta película resulta especialmente poco memorable.

De entre todos ellos destaca el alma de la producción, Eddie Redmayne, espléndido haciendo aquello que domina como nadie: deslumbrar a cada momento que su personaje está en pantalla. Su Newt Scamander destila encanto y en 2018, cuando llegue la segunda parte de las cinco que ya están anunciadas, todas ellas dirigidas también por David Yates, afortunadamente, volveremos a encontrarlo.

Silvia García Jerez

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *